Secuestran a rugbier en Olivos y lo liberan en San Martín

Francisco Eusebio (21) fue interceptado por delincuentes cuando salía de entrenar del Olivos Rugby Club. Le robaron sus pertenencias y lo liberaron sano y salvo.
Viernes 4 de julio de 2014

Un jugador del equipo de Olivos Rugby Club, de la localidad de Munro, fue asaltado cuando salía de entrenar por delincuentes que se subieron a su auto, se lo llevaron cautivo y le robaron sus pertenencias, hasta que finalmente lo liberaron en José León Suárez, informaron fuentes policiales.

Se trata de Francisco Eusebio (21), quien fue asaltado cerca de las 20 de ayer cuando se retiraba del club, ubicado en el cruce de Panamá y Francisco Borges, partido de Vicente López, en el norte del conurbano bonaerense.

El club informó esta mañana en la página oficial que posee en la red social Facebook que "Fran Eusebio ya se encuentra en su casa con su familia luego del mal momento sufrido anoche".

Según las fuentes policiales, el hecho ocurrió cuando el joven se retiraba del club tras participar de las sesiones de entrenamiento, en momentos en que se subía a su Volskwagen Gol Trend.

Allí fue abordado por varios delincuentes que se movilizaban en otro vehículo y lo amenazaron con armas, tras lo cual se subieron a su auto y se lo llevaron cautivo.

La maniobra fue observada por otros socios del club que, inmediatamente, dieron aviso a la policía a través del servicio de emergencias telefónicas 911.

El jefe Departamental Conurbano Norte, comisario Claudio Blanco, informó a Télam que los delincuentes le robaron sus objetos personales a Eusebio, pero que no fue llevado a recorrer cajeros automáticos.

Finalmente, el muchacho fue liberado sano y salvo al costado de Camino del Buen Ayre y la bajada de la avenida Debenedetti, en la zona de José León Suárez.

Allí, el rugbier pidió ayuda a otros automovilístas y llamó a sus familiares para que lo fueran a buscar, informó el jefe policial a la prensa.

Los delincuentes tras abandonar a Eusebio escaparon en el Gol Trend de la víctima y en un Ford Focus que actuaba de apoyo.

Los investigadores analizaban esta madrugada diferentes cámaras de seguridad del club y de los alrededores para recolectar datos que puedan aportar datos sobre los delincuentes.

La pesquisa se encuentra a cargo de detectives de la Dirección Departamental de Investigaciones de San Isidro, junto a personal de la Comisaría de Munro, quienes trabajan bajo las órdenes de la fiscalía de turno descentralizada de Vicente López.-