Selección Argentina entrenó liviano y compartió un asado

Lunes 7 de julio de 2014
El seleccionado argentino de fútbol realizó esta mañana un trabajo liviano antes de compartir un asado en el predio Cidade do Galo, en la localidad de Vespasiano, donde se entrenó a puertas cerradas con guardia de hinchas y cronistas, con la mente puesta en el cruce frente a Holanda.

El entrenamiento entregó muy poco para analizar desde lo futbolístico en relación al posible equipo que presentará Argentina en la semifinal del miércoles contra los holandeses, a las 17, en el Arena Corinthians de San Pablo.

Como sucede desde el inicio de la fase final del Mundial Brasil 2014, los habituales titulares realizaron ejercicios físicos livianos, luego un fútbol-tenis recreativo y finalmente tareas de elongación y flexibilidad, en un clima totalmente distendido, donde abundaron las sonrisas y los chistes.

El capitán Lionel Messi presenció la segunda mitad de la sesión sentado en la tribuna lateral del campo de entrenamiento, junto a integrantes de la delegación argentina.

Además, el delantero Sergio "Kun" Agüero trabajó a la par de sus compañeros ya recuperado de la lesión de grado uno en el bíceps femoral de la pierna izquierda, que sufrió el 25 de junio pasado en el triunfo de Argentina sobre Nigeria (3-2) en el estadio Beira-Río, de Porto Alegre, por la tercera y última fecha del Grupo F.

El médico del plantel, Daniel Martínez, confirmó ayer que el futbolista de Manchester City "ya está para jugar".

En tanto, el volante Angel Di María, quien el sábado en la victoria frente a Bélgica (1-0) en el estadio Nacional de Brasilia, por los cuartos de final, sufrió una lesión muscular de grado 1 en el rector anterior del muslo derecho trabajó diferenciado.

En tal sentido, Martínez también manifestó ayer que es una de las lesiones "más leves", aunque descartó la presencia de "Fideo" para partido del miércoles.

Una vez finalizada la práctica, en el sector superior del predio Cidade do Galo, donde está la concentración de los futbolistas y el cuerpo técnico, el plantel disfrutó un asado por segunda vez desde que se instalaron en Brasil.

La primera fue el viernes 27 de junio por el cumpleaños del defensor Hugo Campagnaro, dos días más tarde de vencer a Nigeria y lograr la clasificación a los octavos de final con puntaje ideal.

En tanto, fuera del predio, un grupo de 14 hinchas, identificados con una bandera que rezaba "Luis Guillón Argentina", le hicieron el "aguante" al equipo bajo un intenso calor que solo mermó cuando un camión hidrante del gobierno de Vespasiano los roció cerca del merdiodía.

El plantel viajará mañana a San Pablo a las 11 en vuelo chárter y a partir de las 18.30 y hasta las 19.30 realizará el reconocimiento del campo de juego en el Itaquerao, antes que Sabella brinde la conferencia de prensa, obligatoria en la previa de cada compromiso, a las 19.40.

Argentina y Holanda jugarán el miércoles a las 17 en el Arena Corinthians por un lugar en la final del domingo próximo en Río de Janeiro con el ganador de Brasil-Alemania, que se enfrentarán mañana en el mismo horario, pero en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.