Caos de tránsito por corte e incidentes en avenida General Paz

Los manifestantes de las empresas Emfer y Tatsa resistieron el operativo de desalojo arrojando piedras contra los policías, que repelieron a los trabajadores con gases lacrimógenos y disparos de balas de goma.
Lunes 7 de julio de 2014
Efectivos de Infantería de la Policía Federal reprimieron hoy a trabajadores ferroviarios de empresas del Grupo Cirigliano que realizaban un corte en la General Paz, a la altura de Migueletes, donde hubo incidentes, personas heridas y al menos un detenido.

Los manifestantes de las empresas Emfer y Tatsa resistieron el operativo de desalojo arrojando piedras contra los policías, que repelieron a los trabajadores con gases lacrimógenos y disparos de balas de goma, apoyados por camiones hidrantes.

"Fue una represión salvaje", dijo el delegado de la empresa Emfer, Angel Serrano, en declaraciones a DyN tras dos choques con los uniformados.

"Nos cagaron a palazos y balazos de goma", agregó.

La protesta de los trabajadores de las firmas Emprendimientos Ferroviarios (Emfer) y Tecnología Avanzada en Transporte SA (Tatsa) se inició poco después de las 6.15 con un corte total en la avenida General Paz.

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, advirtió en declaraciones radiales que iba a liberar la autovía, por lo que minutos después de las 7 la Guardia de Infantería acudió al lugar y despejó con un camión hidrante a los manifestantes, que respondieron arrojando piedras.

Los trabajadores se replegaron al interior de las empresas, sobre la colectora de la General Paz, donde tras un intento de negociación y momentos de tensión hubo un segundo choque con los uniformados.

Los trabajadores exigieron la liberación de un detenido, que según advirtieron fue llevado a la comisaría 53, y denunciaron que hay diez heridos a raíz de los enfrentamientos. Fuentes policiales dijeron, en tanto, que al menos diez policías sufrieron "politraumatismos leves".

El personal de Emfer y Tatsa, del Grupo Cirigliano, denunció "el vaciamiento" de las empresas y la falta de pago de los salarios.

"¿Así responden a los trabajadores? Todas las semanas cae una fábrica más. Esta es una fábrica que podría nacionalizarse, podrían hacerse acá los trenes. ¿Qué piensan hacer con los trenes chinos que compraron? ¿Dónde los van a arreglar?", cuestionó la dirigente Vilma Ripoll (MST), que acompañó el reclamo de los trabajadores ferroviarios.

El conflicto en las empresas del Grupo Cirigliano comenzó hace meses y de manera periódica deriva en cortes y protestas en el lugar.

La primera de las empresas se dedica a la fabricación y reparación de vagones, mientras la segunda construye carrocerías de colectivos y camiones