Romero, el hombre de la hazaña, le da “gracias a Dios”

"Estoy muy contento por todo. En los penales sabemos que es suerte, esa es la realidad porque uno puede querer ir y no llegar, pero tenía confianza en mi", dijo el arquero de la Selección.
Miércoles 9 de julio de 2014
El arquero Sergio Romero, quien atajó dos penales y fue determinante para que la Selección argentina pase a la final del Mundial de Brasil 2014 señaló que se "tenía confianza" para los tiros desde los doce pasos.

"Estoy muy contento por todo. En los penales sabemos que es suerte, esa es la realidad porque uno puede querer ir y no llegar, pero tenía confianza en mi y gracias a Dios, salió bien", aseguró Romero.

Asimismo el guardavallas reveló: "La esperanza está intacta y desde el día uno que dijimos que íbamos a dejar todo por la camiseta, estos muchachos no regalaron nada".

"Que los hinchas disfruten el momento, nosotros lo vamos a disfrutar ahora y mañana nos prepararemos para lo que viene", destacó Romero.