VIVO - SESIÓN: H. Cámara de Diputados de la Nación

Brasil, te digo que se siente ...

Jueves 10 de julio de 2014
Qué quieren que les diga, la verdad , no sé por dónde empezar, o si empiezo por el final... Esa fiesta en el hall del estadio, o ese hombre pisando la tercera edad llorando como un nene, o ese pibe con la pintura celeste derramándose por el rostro.

O empiezo por el abrazo interminable con cualquiera que hablara castellano y me pasara cerca. O empiezo por Mascherano, varios pulmones más que los mortales y la lucidez del epílogo para anticiparle a Romero que hoy se transformaría en héroe. Que digo Chiquito, Gigante !!! A propósito, ni en la mejor estrategia de Van Gaal estaba escrita esta página histórica. No hizo falta la farsa del cambio de arquero para sacar pasaje a Río de Janeiro.

Seguro voy a soñar varias veces con esta noche. No sé, creo que pase lo que pase en cinco días en la Capital del Carnaval, asestarle otro golpe de Knock Out a los primos brasileños valió la pena.

Eso, pena. La misma que nos da por los siete de ayer que lo dejaron en coma. Ver a Leo con la Copa entre las manos, los pondría enterrarlos en la peor de sus pesadillas. Pero allá ellos con su odio futbolístico a cuestas. Dejame festejar, el último paso esta vez es en serio el más difícil de todos.

Nosotros vamos a la Guerra con el Corazón de Mascherano, el talento de Messi, la vuelta del Fideo, las manos de Chiquito y el sacrificio del resto. No sé si alcanza, pero me quedo con una gran verdad que dijo el poeta contemporaneo Alejandro Sabella: "El fútbol es el deporte más ilógico de todos".

Tan ilógico como el festejo del final o como mi alma, que vaya a saber uno , adonde la deje. Por lo pronto, ahora sí sé lo que se siente, pero es inexplicable.