La ONU pidió el "cese el fuego" en la Frontera de Gaza

Su secretario general, Ban Ki-moon Ban dijo que Hamas y la Yihad Islámica lanzaron más de 550 cohetes y tiros de mortero contra Israel desde la Franja de Gaza en los últimos días y que Israel realizó más de 500 ataques aéreos sobre Gaza.
Jueves 10 de julio de 2014

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió este jueves ante el Consejo de Seguridad, un cese el fuego entre israelíes y palestinos en la Franja de Gaza, y llamó a la comunidad internacional a detener la escalada de violencia en esa zona.

"Es más urgente que nunca intentar encontrar un terreno de consenso para lograr un retorno a la calma y a un acuerdo de cese el fuego", declaró Ban durante una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad. El jefe de la ONU reiteró además "su llamado a ambas partes a mostrar la máxima moderación".

Ban dijo que Hamas y la Yihad Islámica lanzaron más de 550 cohetes y tiros de mortero contra Israel desde la Franja de Gaza en los últimos días y que Israel realizó más de 500 ataques aéreos sobre Gaza.

Se informó que 88 palestinos, civiles la mayoría, han muerto por esos ataques, 339 resultaron heridos y que 150 viviendas fueron destruidas o severamente dañadas, Otras 900 personas fueron desplazadas.

"Una vez más los civiles están pagando el precio de la continuación del conflicto. Mi principal preocupación es la seguridad y el bienestar de los civiles, no importa de dónde sean", dijo en el Consejo de Seguridad.

Los civiles de Gaza "están atenazados entre la actitud irresponsable de Hamas y la dura respuesta de Israel", subrayó Ban, "Israel tiene preocupaciones legítimas por su seguridad pero estoy inquieto también de ver numerosos palestinos morir o resultar heridos como consecuencia de operaciones israelíes".

El representante palestino ante la ONU, Ryad Mansur, intervino después de Ban para pedir que el Consejo de Seguridad "actúe inmediatamente para proteger la vida de los civiles".

Los palestinos, que accedieron al rango de Estado miembro de la ONU, van a solicitar una sanción contra Israel en el marco de la Convención de Ginebra sobre la protección de civiles en tiempos de guerra.

Por su parte, el embajador de Israel, Ron Prosor, aseguró que su gobierno "toma medidas importantes para evitar daños a civiles palestinos inocentes" y señaló que desde el inicio de la reunión de la ONU habían caído sobre territorio israelí cinco misiles procedentes de los territorios palestinos. "La amenaza del terrorismo es una amenaza mundial (...) ninguna nación está protegida", concluyó.