Mascherano jugará "con el alma, el corazón y la cabeza"

Viernes 11 de julio de 2014

El mediocampista del seleccionado argentino Javier Mascherano afirmó que frente a Alemania jugarán con "el alma, el corazón y la cabeza" para ser campeones del mundo en el mítico Maracaná de esta ciudad.
.

"Estamos ahí y lo vamos a intentar con el alma, el corazón y la cabeza", le dijo Mascherano a DyN.
.

El subcapitán argentino dejó todo y más en la cancha ante Holanda y los hinchas argentinos que estuvieron en San Pablo, y también los que siguieron el partido por televisión, le aseguraron un lugar entre los más queridos gracias a su entrega.

Mascherano sabe que será difícil, pero nadie le quita la ilusión: "Ahora vamos por el último escalón e intentaremos estar a la altura de la circunstancia, y después el destino sabrá donde ponernos", remarcó.


Para el ex volante de River Plate, actualmente en el Barcelona de España, haber cruzado la línea de los cuartos de final y meterse entre los cuatro mejores equipos del mundo fue sacarse una mochila muy pesada de encima luego de las frustraciones en Alemania 2006 y Sudáfrica, pero ahora sueña y en grande y pide que todos disfruten de este momento.
.

"Ojalá lo podamos disfrutar y lo podamos jugar con la alegría y la ilusión que esto merece. Esto es lo que deseas toda tu vida y que lo imaginabas muy lejos, casi imposible.

.

La ilusión es muy grande", sostuvo el santafesino.
Mascherano disfruta del gran presente del equipo, pero le aseguró a esta agencia que no piensan en "revanchas ni críticas" que les hayan hecho. "Si algo tuvo este grupo es que siempre dimos la cara y pusimos el hombro".
.

Con su habitual discurso pausado, Mascherano quiso hablar de todos los que acompañan a los futbolistas del seleccionado y, según él, son parte importante del gran presente del equipo.
.

"En estos momentos se me cruza todo por la cabeza. Soy una persona que se emociona fácilmente y esto es parte nuestra y mía personal, pero también de los que luchan al lado nuestro. La familia, los amigos, los que aguantan en las buenas y en las malas", dijo el mediocampista, mientras con cada palabra los ojos se le empañaban.