Argentina va por la gloria ante Alemania en la final del Mundial

Hoy, desde las 16 horas, en Río de Janeiro, el equipo de Sabella jugará por el tercer título del mundo para Argentina. Alemania, uno de los equipos más poderosos del mundo, llega al partido como favorito tras la victoria por 7 a 1 a Brasil. VOTA EN LA ENCUESTA: ¿Cuál es tu cábala preferida?
Domingo 13 de julio de 2014
La selección argentina intentará hoy acabar con 28 años de frustraciones cuando se enfrente a Alemania, que llega a la final del Mundial tras protagonizar una goleada histórica y aparece como favorita para quedarse con el título en la tercera final entre ambos equipos.

Argentina ganó su segundo y último título mundial en 1986 tras derrotar por 3-2 a Alemania, y cuatro años más tarde volvió a llegar a la final, perdiendo por 1-0 ante el mismo rival.

"Ahora vamos a poner las cosas 2-1", dijo el coordinador de selecciones de Argentina, Carlos Bilardo, poco después de que el equipo se clasificara a la final, y en referencia a las dos finales anteriores. "Va a ser un partido parejo, son dos equipos que se conocen mucho", agregó.

El camino de Argentina a la final incluyó triunfos en sus primeros cinco partidos en el torneo, todos por un gol de diferencia, y una victoria por penales ante Holanda en las semifinales.

Por su parte, Alemania mostró una imagen irregular a lo largo del torneo pero vapuleó con un 7-1 a Brasil en la otra semifinal, una actuación que la catapultó como la gran candidata al título.

Alemania buscará el domingo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro su cuarta corona tras las conquistadas en 1954, 1974 y 1990. El conjunto europeo confía además en el historial, ya que derrotó a Argentina en tres de los últimos cuatro choques entre ambos.

Además de la final de 1990, los europeos eliminaron a la "albiceleste" en los cuartos de final de los Mundiales 2006 y 2010.

"Tocó Alemania, que es un rival durísimo e hizo siete goles en una semifinal. Con un tiempo les alcanzó para ganarle a Brasil", dijo el arquero Sergio Romero.

Tan esperada es una tercera final entre las potencias del mundo del fútbol que hasta en el Vaticano hay rumores de rivalidad entre los dos papas, el pontífice de origen argentino Francisco y el papa emérito Benedicto XVI, nacido en Alemania.