El Papa Francisco pidió rezar por la paz en Medio Oriente

El Sumo Pontífice llamó a "no escatimar en oraciones ni en esfuerzos" para detener el "trágico" conflicto entre Israel y Gaza.
Domingo 13 de julio de 2014
El papa Francisco llamó hoy a rezar por la paz en Medio Oriente e instó a todos los que tengan responsabilidad política "a nivel local o internacional" a "no escatimar en oraciones ni en esfuerzos" para detener el "trágico" conflicto entre Israel y Gaza.

La petición del Papa fue pronunciada tras el tradicional rezo del Ángelus dominical desde la ventana del apartamento pontificio, ante miles de personas que abarrotaron la plaza de San Pedro del Vaticano.

Poco después Francisco instó a los congregados a acompañarle "en silencio" en su oración, en la que abogó por el fin del conflicto.

"¡Nunca más la guerra! ¡Con la guerra se destruye todo! Dios, infunde en nosotros el coraje suficiente para dar pasos concretos que construyan la paz... Haznos escuchar el grito de quienes piden transformar las armas en instrumentos de paz, nuestros miedos en confianza y nuestras tensiones en perdón", proclamó el pontífice argentino.

El 8 de junio pasado, el Papa recibió en el Vaticano a los presidentes de Israel y de la Autoridad Nacional Palestina, Simón Peres y Mahmud Abás, respectivamente, con quienes protagonizó un "encuentro de oración" para invocar la paz en Oriente Medio.

Un encuentro histórico en el que ambos líderes conversaron e incluso plantaron juntos en los Jardines Vaticanos un olivo, símbolo de la paz.

Francisco aseguró hoy "mantener aún en el recuerdo" este acontecimiento que, según señaló durante su alocución, "no fue en vano".

"Alguien podrá pensar que tal acto se realizó en vano. Pero no, porque la oración nos ayuda a no dejarnos vencer por el mal y a no resignarnos a que el odio o la violencia tomen el lugar del diálogo y la reconciliación", afirmó.

Al término de este encuentro sin precedentes, tanto Peres como Abás dijeron ante el Papa estar preparados para intentar conseguir lo antes posible la paz en la región.

Sin embargo, Israel y la franja de Gaza protagonizaron durante la última semana una escalada de violencia que ya se cobró la vida de 165 personas y dejó más de un millar de heridos.