Sabella volvió a su casa en La Plata

El director técnico del seleccionado nacional, Alejandro Sabella, fue recibido en su barrio de la localidad de Tolosa con un emotivo pasacalles, luego de regresar desde Brasil, donde el equipo argentino se consagró subcampeón mundial.
Martes 15 de julio de 2014
"El primer sentimiento que tengo es de tristeza, porque estuvimos cerca ante un gran rival. Y luego siento agradecimiento para con todos los muchachos porque entregaron lo máximo, no se guardaron nada", apuntó el entrenador.

"En cuanto a mi futuro, no pensé en nada, solamente en descansar y estar con mi familia. Después analizaré lo que haremos.

Fue un desgaste muy grande y un orgullo estar en este lugar", destacó.

Por su parte, muy cerca de allí, el único jugador argentino incluido por FIFA en el equipo ideal del Mundial, Marcos Rojo, también fue acogido con muestras de cariño por su gente.

El entrenador llegó pasadas las 16.30 a su casa y se encontró con el pasacalle que habían colocado sus amigos.

Sabella se recluyó en la intimidad de su familia, durmió una siesta y por la noche compartió una cena con su grupo familiar y los amigos.

"Personas como vos nos dejan mucho más que glorias deportivas... sos el orgullo de un equipo con corazón". Esa era la leyenda del cartel que recibió a Sabella.

En principio la idea del director técnico es pasar unos días de vacaciones con su esposa y sus hijos, y a partir de ahí pensar lo que hará en el futuro.

En tanto Rojo llegó a su casa paterna en el barrio de Hernández, compartió la tarde con su familia y amigos, y luego de unos pocos días de vacaciones deberá volver a Portugal, aunque tal vez ese destino sea de paso, ya que su futuro podría estar en alguno de los principales equipos de España.

Es probable que el defensor, elegido en el equipo ideal de la FIFA, pase en estos días por el Country de Estudiantes, en City Bell, y comparta algunas horas con sus antiguos compañeros.