Amigos con derecho a roce: la verdad sobre la amistad entre el hombre y la mujer

Miércoles 16 de julio de 2014

Existen diferentes tipos de amigos. Están los de la infancia, que pueden pasar años sin verse pero que cuando se reencuentran parece que el tiempo se hubiese congelado. Están los de toda la vida, esos que nos acompañan en las buenas y en las malas. También están los del trabajo, los del club y los amigos de nuestros amigos. Sin embargo, hay algunos que son especiales.

Muchas personas dudan de la amistad entre el hombre y la mujer, pero también hay hombres que aseguran tener una mejor amiga. Como toda relación, cada amistad es única. Son pocos los amigos con los que se puede compartir todo. Hay algunos con los que se ríe, otros con los que se puede llorar, con los que se comparten salidas en pareja o vacaciones y otros con los que se sabe que se puede confiar hasta el último y mejor guardado de los secretos.

¿Pero qué pasa cuando un amigo nos comienza a mirar con ojos de deseo? ¿Qué ocurre si, además de amistad, hay atracción física? ¿Se pierde la amistad si se atraviesa el límite del sexo?

Por alguna razón cuesta pensar que el sexo y la amistad pueden ir de la mano. Así como están los que piensan que no se puede ser amigo de los hijos, están los que piensan que no se puede ser amigo de la pareja y también están los que creen que si se tiene sexo con un amigo se termina la amistad. Pero también están los que afirman que pueden tener relaciones entre amigos sin que la amistad se termine, e incluso que la amistad puede resultar fortalecida.

Hay que diferenciar dos situaciones que tienen puntos en común y también algunas diferencias:

Por un lado están los que han tenido sexo en una situación especial, muchas veces ayudados por algunas copas de más y un clima festivo. Entre ellos siempre quedará la duda de si el deseo surgió en ese momento o si ya había fantasías dando vueltas.

El otro grupo es de aquellos que no sólo tuvieron un encuentro ocasional, sino que tienen relaciones frecuentemente. Este segundo grupo es el que está más cerca de terminar en una relación de pareja, donde la amistad pueda pasar a un segundo plano.

El miedo de muchas personas es que, al tener relaciones,se termine la amistad. Para que esto no suceda, es importante tener bien claro qué es lo que se siente, y ser sincero con el otro. Independientemente de que las cosas estén claras siempre existe la posibilidad de que alguno de los dos comience a sentir cosas diferentes, que van más allá de una intensa relación de amistad. Sí, puede pasar, pero también se puede superar. En general hay que tener en cuenta la información previa que tenemos de nuestro amigo. Para las personas que pueden diferenciar el sexo del amor, esta puede ser una experiencia positiva. Los resultados de la encuesta realizada por el Departamento de Educación Sexual de PRIME nos mostraron que el 62% de los encuestados cree que después de un encuentro sexual la amistad puede continuar y el 31% cree que incluso puede fortalecerse.

En este tema parece que no hay una única verdad. Mientras que algunos afirman que la amistad entre el hombre y la mujer no existe, otros aseguran tener un mejor amigo del sexo opuesto. Sin dudas no hay recetas para fortalecer la amistad, pero hay veces que el sexo es un paso que no se puede evitar.

El riesgo siempre existe, pero hay veces que es necesario correrlo. Por eso este año queremos saludar a todos los amigos es su día y enviarles un saludo especial a los amigos con derecho a PRIME, que son aquellos que pueden disfrutar del sexo y la amistad.

*Por Patricio Gómez Di Leva, Sexólogo