La Interpol demoró a Rocío Oliva

El pedido de captura ejecutado tiene como fin que la mujer responda en Dubai los cargos que se le imputan. El exfutbolista la acusó del robo de relojes y pendientes de diamantes.
Miércoles 16 de julio de 2014

A poco de aterrizar el avión que la traía de regreso al país desde Brasil, Rocío Oliva expareja de Diego Maradona, fue detenida por Interpol en el aeropuerto de Ezeiza por la causa internacional que hay en su contra, emitida por la Justicia de Dubái, tras una acusación que hizo el astro por el hurto de relojes y pendientes de diamantes.

Oliva llegó pasadas las 19:00 proveniente de Brasil, donde miró la final del Mundial 2014 entre la Selección argentina y Brasil, y estuvo por más de una hora en la zona franca del aeropuerto esperando la llegada de su abogado José Vera, tras negarse a firmar la notificación de su detención.

Al llegar su defensor, la mujer fue notificada formalmente del pedido de captura y detención que tiene como fin que la mujer responda en Dubai sobre los cargos que se le imputan.

La Policía de Seguridad Aeropuertaria (PSA) notificó a la mujer de la denuncia y la revisó en el aeropuerto de manera protocolar, para luego entregarla al personal de Interpol.

"Ahora estoy sola y me voy a Migraciones. No tengo valijas porque al bolso se lo llevó una amiga. No volví con Diego como están diciendo por ahí", sostuvo en declaraciones al canal América.

"Diego me dijo que viajará por Emirates sino yo venía con amigas en otra aerolínea. Creo que Diego me usó porque tengo 24 años. El me dijo que me vaya a Dubai con él, por eso no entiendo nada. Nunca en mi vida estuve detenida", añadió.

Posteriormente, en declaraciones a otros medios televisivos, la rubia contó que Maradona le dijo que no podía parar la medida.

"Él me dijo que no podía parar esta medida, insistió que faltaban unos aritos, pero le dije que ya basta. Y él iba a ver que podía hacer. Estuvimos en el hotel y hablamos en buenos términos. Íbamos a ver de intentarlo de nuevo. Pero ahora me siento confundida y siento dolor por confiar. No entiendo nada", explicó.

Por su parte, Víctor Stinfale, uno de los abogados de Diego, remarcó que a la expareja del astro se "le avisó varias veces" de la situación en la que podía quedar involucrada y no hizo caso.

"En Dubai hay cero tolerancia a los robos. Todos creyeron que esto era parte del espectáculo, pero no es así. En Argentina es un delito menor, pero en Dubai este tiene una pena de hasta 10 años", explicó el Stinfale.

Interpol debía dejar este miércoles por la noche a Oliva a disposición del juez de turno de Lomas de Zamora, que deberá encargarse de comprobar la existencia de la denuncia y la validez de un eventual proceso de extradición.

El martes Rocío Oliva había asegurado a los medios que había mejorado su relación sentimental con Diego y contó que pasó junto al exfutbolista su cumpleaños 24, al tiempo que afirmó haber mentido cuando lo acusó de golpeador.

"Estamos reconciliados", afirmó, y dijo que Maradona le regaló un ramo de rosas por su cumpleaños.

Por otra parte, sembró la duda sobre los supuestos golpes que había denunciado: "Estamos hablando, tratando de arreglar las cosas. Él sabe que yo soy súper impulsiva, que exagero, que digo cosas de las que después me puedo arrepentir. Arranco como un caballo y después me cuesta parar, estaba muy enojada".