Obama confirma que el avión fue derribado por los rebeldes prorusos

El presidente de EE.UU. señaló a Moscú como responsable por darle apoyo y armas a los separatistas. Pidió un "alto en fuego".
Viernes 18 de julio de 2014

Fue un duro mensaje contra Rusia por el derribo del avión de Malaysia Airlines. El presidente Barack Obama confirmó que la aeronave que cayó ayer en territorio de Ucrania fue atacada por un misil tierra-aire lanzado desde “un área controlada por los rebeldes" prorrusos. Y señaló a Moscú como responsable por darle apoyo y armas a los separatistas.

“Es necesario que todas las partes se adhieran a un alto el fuego inmediato”


“Evidencia muestra que el avión fue derribado por un misil tierra-aire que fue lanzado desde un área que es controlada por los separatistas dentro de Ucrania. También sabemos que esta no es la primera vez que un avión ha sido derribado en el este de Ucrania”, dijo Obama en una declaración desde la sala de prensa de la Casa Blanca.


"Casi 300 vidas inocentes fueron arrebatadas, hombres, mujeres, niños, que no tenían nada que ver con la crisis en Ucrania. Sus muertes son una tragedia de dimensiones inefables", indicó el Presidente.


"Para facilitar la investigación, Rusia, los separatistas prorrusos y Ucrania deben adherirse a un alto el fuego inmediato", pidió Obama


"No se debe obstruir las pruebas. Los investigadores tienen que acceder al lugar de los hechos", agregó, y aseguró que un equipo del FBI y de la agencia de Seguridad para el Transporte (NTSB, en inglés) ya está "de camino" a Ucrania para asistir en la investigación del ataque.


El mandatario consideró que el siniestro "es ciertamente una alarma para que el mundo entienda que tiene consecuencias un conflicto en plena escalada en el este de Ucrania, que no puede contenerse" ni reducirse a un conflicto a nivel local.


"Este indignante acto nos recuerda que es hora de que se restaure la paz y la seguridad en Ucrania", indicó y destacó que los separatistas "han recibido un flujo firme de apoyo de Rusia".


"Sabemos que al menos un ciudadano estadounidense, Quinn Lucas Shantzman, fue asesinado. Nuestros pensamientos y oraciones están con su familia por esta terrible pérdida", agregó.


Shantzman tenía doble nacionalidad, estadounidense y holandesa, según precisó el Departamento de Estado por lo que en un primer momento fue identificado como holandés.


Ayer, el Boeing de Malaysia Airlines, que cubría la ruta Amsterdam-Kuala Lumpur, fue derribado por un misil, provocando la muerte de todos los pasajeros. Viajaban 298 personas, incluidos 15 miembros de la tripulación.


El avión malasio se estrelló en la región oriental de Donetsk, escenario de combates entre las fuerzas gubernamentales de Ucrania y los rebeldes prorrusos, quienes apenas se produjo el siniestro se acusaron mutuamente de ser responsables del derribo del aparato.


Aunque Obama advirtió que aún se están determinando las circunstancias exactas del siniestro y que es "demasiado pronto para saber las intenciones de quienes dispararon el misil", el mandatario señaló directamente a Rusia como responsable por prestar apoyo a los separatistas, lo que les ha permitido obtener las armas para derribar el avión.


El mandatario destacó que un ataque de ese tipo no es posible sin equipo y entrenamiento sofisticado "que está viniendo de Rusia".


"Sólo hay ciertos tipos de misiles antiaéreos que pueden alcanzar hasta 30,000 pies y derribar un avión de pasajeros", dijo Obama. Todo indica que la aeronave fue derribada con el sistema de misiles ruso Buk, en manos de los separatistas. Ayer, uno de sus líderes reconoció que las milicias tienen en su poder este tipo de armamento, pero negó que hayan estado detrás del ataque. Obama respondió hoy: “No se puede negar la evidencia”.


Aunque evitó culpar directamente al presidente ruso, Vladímir Putin, Obama fue muy duro con Rusia y señaló que ya ha habido antecedentes de ataques de separatistas -que quieren anexarse a Moscú- contra aviones en el espacio aéreo ucraniano.


"Esta no es la primera vez que un avión ha sido derribado en el este de Ucrania. En las últimas semanas, separatistas apoyados por Rusia han derribado un avión de transporte ucraniano y un helicóptero ucraniano, y han reivindicado el derribo de un avión de combate ucraniano", confirmó Obama. Las autoridades ucranianas ya habían reportado esas bajas.


Pero esos ataques habían sido contra objetivos militares. Ahora, los separatistas han ido demasiado lejos al atacar un avión comercial.


El derribo de la aeronave ocurrió un día después de que Obama anunciara amplias sanciones económicas contra Rusia por sus amenazantes movimientos en Ucrania.