Trasladan a Donetsk los 198 cuerpos del avión

Domingo 20 de julio de 2014
Un tren con los 198 cuerpos localizados hasta ahora en el lugar donde cayó el avión malasio partió hoy hacia la ciudad de Donetsk desde la localidad de Torez tras ser supervisados por observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Esto se produjo luego de que el gobierno ucraniano y los rebeldes pro rusos llegaron a un acuerdo preliminar para retirar los cuerpos de la zona donde se estrelló el vuelo MH17 de Malaysia Airlines.

"Se ha alcanzado un acuerdo preliminar sobre el traslado de los cuerpos con los que controlan el lugar" donde se encuentran los restos, anunció hoy el viceprimer ministro de Ucrania, Vladímir Groysman, citado por la web oficial del Gobierno ucraniano.

Los expertos de la OSCE contabilizaron 198 cuerpos, que fueron cargados en cinco vagones refrigerados, y que son el total de las víctimas localizadas hasta ahora por los servicios de rescate.

Sin embargo, el diario británico The Guardian citó en su web al jefe de la misión de la OSCE en Ucrania, el suizo Alex Hug, que aseguró que los cadáveres en el tren no fueron contabilizados.

“Los expertos de la OSCE inspeccionaron (el tren), pero no contaron el número de víctimas, argumentando que no podían hacerlo sin los medios técnicos necesarios", dijo Hug al periódico.

Uno de los líderes de los rebeldes pro rusos, Leonid Baránov, explicó que los cadáveres serán trasladados a hospitales de Donetsk, donde ya hay varias decenas de cuerpos llevados allí ayer por los insurgentes y que habría que sumar a los 198 localizados por los servicios de rescate ucranianos.

"Estamos dispuestos a entregar los cuerpos a Mariupol (ciudad al sur de la región de Donetsk, controlada por Kiev), porque ya tenemos problemas de sobra, pero Kiev tarda en tomar la decisión", dijo Baránov.

Los separatistas reconocieron hoy haber trasladado ya a Donetsk a varias decenas de cuerpos de las víctimas del siniestro del Boeing 777 malasio, presuntamente derribado hace tres días por un misil con 298 pasajeros a bordo en el conflictivo este de Ucrania.

Uno de los líderes de los sublevados, Serguéi Kavtaradze, explicó que los milicianos no tuvieron más remedio que llevarse los cuerpos de las víctimas que acabaron esparcidos en calles residenciales y viviendas particulares.

"Hemos recogido los restos esparcidos en las calles del pueblo, en los patios de las viviendas e incluso en alguna casa, donde acabaron al atravesar las azoteas. Dejarlos allí era imposible desde el punto de vista sanitario. Los cuerpos fueron llevados a Donetsk, donde permanecerán hasta que lleguen los expertos", dijo Kvartadze.

Los separatistas respondieron así a las acusaciones vertidas ayer por el Gobierno ucraniano, que acusó a los milicianos de robar 38 cuerpos, maltratar los cadáveres de los fallecidos en la catástrofe y destruir pruebas de su autoría en el presunto derribo del Boeing.

Como parte de las pesquisas, Holanda envió a Ucrania a su ministro de Exteriores, Frans Timmermans, y a un equipo de 15 personas para traer a casa los cuerpos de las 193 víctimas holandesas.

Además, unos 130 médicos, militares y expertos en aviación de Malasia llegaron a Ucrania y se espera que hoy se trasladen a la zona de la catástrofe.

Interpol anunció también el envío de especialistas para ayudar en la identificación.

En la búsqueda en la zona del siniestro participan 380 miembros de Protección Civil de Ucrania, entre ellos buzos que también están registrando un lago cercano.

La zona de búsqueda se ha ampliado de 25 a 34 kilómetros cuadrados.

Para dar acceso a los investigadores internacionales, los separatistas exigen que Kiev mantenga una tregua en la zona, al menos mientras duren los trabajos de rescate.