Dunga vuelve como entrenador de la selección de Brasil

"Mi primer pasaje (como técnico) fue para rescatar el valor de la selección brasileña, de la camisa de la selección y obtener resultados. Mi segundo paso es para preparar a la selección para el 2018", dijo el campeón del mundo como jugador en 1994.
Martes 22 de julio de 2014
Dunga, campeón del mundo como jugador en 1994, fue nombrado como nuevo entrenador de la selección de Brasil, en reemplazo de Luiz Felipe Scolari, informó este martes la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

El ex mediocampista y capitán de 50 años, vuelve a vestir el buzo de entrenador, tras haber dirigido a la selección en el Mundial de Sudáfrica-2010. "Es un placer estar de nuevo aquí", dijo Dunga, en conferencia de prensa.

La CBF prefirió confiar en Dunga para que inicie su segunda etapa como entrenador de la pentacampeona mundial, antes que apostar por Tite, el extécnico del Corinthians triunfador en el Mundial de clubes de 2012, como apuntaban los primeros rumores.

La confederación dejó en claro que la elección de Dunga forma parte de un proyecto que se extiende hasta el 2018. "Mi primer pasaje (como técnico) fue para rescatar el valor de la selección brasileña, de la camisa de la selección y obtener resultados. Mi segundo paso es para preparar a la selección para el 2018", explicó Dunga.

"Vamos a encontrar en el camino la Copa América (2015), con selecciones que crecieron mucho: Argentina, Colombia, Uruguay y Ecuador", agregó.

De acuerdo con el ex jugador del Fiorentina, la idea es preparar al equipo para las olimpiadas y para las eliminatorias del Mundial de Rusia-2018 que van a ser "complicadas y difíciles".

Acompaña a Dunga en la dirección de la selección Gilmar Rinaldi, otro campeón del mundo de 1994, quien asumió como nuevo coordinador general de selecciones.

Dunga dijo ser consciente de los cambios constantes que enfrenta el fútbol y del respeto que se le tiene a la camisa de Brasil, lo que no ha sido suficiente para ganar.

"La camisa de Brasil es siempre respetada, pero por ese mismo respeto es que nos quieren ganar, hacer noticia, y tenemos que estar preparados, ser más compactos (...) y no creer que por la camisa vamos a ganar", sostuvo.

Se quejó además de que en Brasil se vende la idea al hincha de que la selección va a ser campeona incluso antes de llegar a jugar la Copa del Mundo.

“No podemos vender una ilusión al hincha de que vamos a conseguir lo que queremos de un día para otro. Va a ser un trabajo fuerte”, aseguró.