Argentina insistirá en pedir garantías para negociar en un reaseguro contra la cláusula RUFO: nueva reunión

El gobierno argentino intercambió hoy “diversas alternativas” con el medidador designado en el caso con los fondos buitre, Daniel Pollack, a quien le reiteró el pedido de que “resulta necesario proveer algún instrumento financiero que brinde serguridad” al país sobre los “riesgos asociados a la cláusula RUFO”. Esta cláusula, contenida en los bonos de los canjes de 2005 y 2010, y que vence en diciembre de este año, impide al país realizar un oferta mejor a cualquier acreedor si no es ofrecida también a los acreedores que ingresaron a dichos canjes.
Jueves 24 de julio de 2014

Tras la reunión de tres horas mantenida en el día de hoy, el ministerio de Economía reiteró –a través de un comunicado– que “si los litigantes no proveen dichas garantías a la República, un stay (medida cautelar) sigue siendo la mejor opción para permitir que se avance hacia una solución en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables para el 100% de los bonistas”.

Argentina ratificó al mediador “que está dispuesta a continuar” con los encuentros y discusiones que sean necesarias siendo que mañana participará de la nueva reunión fijada a última hora del día, para este viernes a las 10 de la mañana (11 hora argentina).

La comitiva arribó este mediodía a las oficinas del estudio McCarter & English a las 12.30 (13.30 en Argentina) y estuvo integrada por la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona; el subprocurador, Javier Pargament; el secretario de Finanzas, Pablo López y el secretario Legal y Administrativo del ministerio de Economía, Federico Thea.

El gobierno manifestó allí, a su vez, su “preocupación por la falta de resolución” del juez distrital, Thomas Griesa, en la audiencia desarrollada este martes, “respecto a las mociones y alternativas presentadas ante la Corte”.

Entre ellas, “las presentaciones de bonistas del canje y diversas instituciones financieras; lo que mantiene bloqueado el cobro de los fondos ya pagados por Argentina”, detalló el comunicado.

Pollack emitió también una declaración en la que señaló que en los encuentros de esta tarde, mantenidos “por separado” con representantes y abogados del gobierno argentino y de los fondos buitre, no había sido alcanzado un acuerdo.

“Los temas que separan a las partes siguen sin resolverse”, dijo Pollack mencionando que además propuso entablar “conversaciones cara a cara”.

Sugerencia que fue aceptada por los tenedores de bonos litigantes en los tribunales estadounidenses y denegada por Argentina.

El Palacio de Hacienda explicó por su parte que “la práctica de contar con un mediador con quien conversan las partes separadamente, es habitual en este tipo de procesos” y tomó como ejemplo la “práctica usual de la secretaria del Club de París” de oficiar como intermediario entre las partes.

Así ocurrió “exitosamente” en el reciente acuerdo alcanzado por Argentina, señaló la cartera de Hacienda.

Por el lado de los fondos buitre, un vocero de NML Capital volvió a repetir su declaración de que el país “se negó” a negociar y sostuvo que continuarán “buscando maneras para involucrar a Argentina en negociaciones”.

El encuentro de hoy entre las partes y el mediador fue el resultado de la decisión tomada por Griesa en la audiencia pública del martes, en la que llamó a que sigan las negociaciones “de forma continua” hasta que un acuerdo sea alcanzado.

La reunión de mañana será la cuarta a la que acudirá el gobierno argentino, respondiendo así a todas las convocatorias realizadas por el special master (mediador).