Conozca el “Slow sex”, la nueva moda en la cama

Miércoles 30 de julio de 2014
Las prisas, el poco tiempo libre disponible y el exceso de información han hecho de los placeres de la vida un movimiento vertiginoso y rápido.

Por suerte, la tendencia va en reversa. Las actividades lentas son más deseables y, para nuestra fortuna, en la moda también está el slow food, el slow travel y claro… el slow sex. ¡Gracias por inventarlo, quienquiera que seas!

Invertir tiempo en las relaciones íntimas es invertir en placer y el sexo prolongado hace parte de una tendencia mundial de lo slow.

Según una investigación publicada en el Journal of Sexual Medicine, un coito adecuado dura de 3 a 7 minutos; uno deseable de 7 a 13 minutos; uno demasiado corto de 1 a 2 minutos y uno demasiado largo de 10 a 30 minutos.

Sin embargo, este tiempo aproximado no incluye el momento previo de caricias y besos, si tiene en cuenta una relación sexual completa, los estudios científicos demuestran que lo ideal sería invertir un promedio de 20 a 30 minutos en un acto sexual habitual.

Para ser parte de esta tendencia se tiene que invertir mucho más tiempo. Es decir, lograr que el momento del coito sea retrasado lo más posible, incluso horas.

Se puede iniciar con una cena, música romántica, deshacerse de las prendas, besarse lentamente y prolongar el placer para hacer que el dulce final sea mucho más satisfactorio.