"El mundo sigue andando y la República Argentina también", dijo Cristina en cadena nacional

“Mañana comienza agosto y así sucesivamente", dijo la presidenta, en lo que pareció ser una referencia a las fracasadas negociaciones con los fondos buitre. Anunció una suba de 17,21% en la jubilación mínima y un proyecto de ley sobre consumidores.
Jueves 31 de julio de 2014

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que Argentina se iba a convertir en "un país inviable" si se accedía al acuerdo que pretendían los fondos buitre, y reiteró que el Gobierno va a apelar a "todos los instrumentos legales" que tiene a su alcance para cumplir con los pagos comprometidos de deuda.

Al encabezar esta tarde un acto en la Casa de Gobierno, la Presidenta también se refirió de manera crítica a las entidades bancarias que en las últimas jornadas llevaron adelante negociaciones con los holdouts para acordar una compra de los bonos no reestructurados en los canjes de 2005 y 2010 en manos de los fondos buitre.

"Algunos han querido y aparecieron generosos en los últimos días. Parecían (el general José de) San Martín", dijo Cristina al aclarar que "no hace falta solamente que te pongan en un diario como salvador de la patria, hace falta el caballo, el birrete, el sable, pero sobre todas las cosas hace falta el coraje y la honestidad de decir cómo son las cosas".

La jefa de Estado se refirió de esta manera a lo que horas antes explicó el ministro de Economía, Axel Kicillof, al señalar que la idea de los bancos era recurrir como reaseguro de su propuesta a los dineros del Sedesa, el fondo de garantía conformado por el 0,015% de los saldos diarios de los depósitos de los ahorristas.

La Presidenta hizo la primera referencia a los fondos buitre tras la jornada de ayer cuando venció el plazo para que los bonistas reestructurados pudieran acceder al cobro de los servicios de deuda, que fueron depositados por el gobierno el 26 de junio y que se encuentran bloqueados por decisión del juez Thomas Griesa.

Sobre el resultado de las negociaciones de las últimas jornadas en Nueva York con los fondos buitre, la Presidenta explicó que "volver a endeudar a la Argentina en las cifras que significaría que se aplicara la clausula Rufo convertiría a la Argentina en un pais inviable".

"Ahí está el nudo de la cuestión", advirtió al asegurar que "si hay un país viable (hoy) es la Argentina" por su disponibilidad de cuatro recursos fundamentals como la energía, la capacidad de produción de alimentos, la disponibilidad de recursos humanos calificados y la inversión realizada en ciencia y tecnología.

"Porque volvemos a hacer un país viable es que nos quieren tumbar", exclamó la Presidenta al llamar a la unidad de la dirigencia nacional: "estemos juntos, después discutamos todo, pero en esto que haya unidad monolítica porque es la salida para el futuro".

En otro momento de su discurso, Cristina garantizó que la Argentina va a "utilizar todos los instrumentos legales" que le otorgan los contratos firmados con los bonistas que accedieron a los canjes de 2005 y 2010, y refrendados por el Congreso de la Nación.

La Presidenta, además, cuestionó a las calificadoras internacionales que "ahora quieren inventar la nueva figura de default selectivo", al reiterar que las condiciones de incumplimiento "estan enumeradas en el propio contrato y no figura ninguna como causa de default la imposibilidad de cobro".

"Que se queden todos tranquilos, no vamos a hacer nada afuera de la ley y todo en materia de deuda externa va a ser sometido al Congreso de la Nacion y a la Constitución nacional", subrayó la Presidenta.

Mañana, el litigio que Argentina mantiene con los fondos buitre en los tribunales de Nueva York tendrá una nueva instancia a partir de la convocatoria del juez Griesa a una audiencia a las 11 (12 en Argentina) en su tribunal, y a la que fueron citados los representantes de Argentina, de los holdouts y de las entidades financieras involucradas en el caso.

El objetivo de la audiencia será "discutir cómo las partes deberían proceder de aquí en adelante", confirmó a Télam una vocera de la oficina del juez, a dos días de que la Argentina y los fondos buitre no alcanzaran un acuerdo de negociación con la intervención del mediador Daniel Pollack.

Kicillof, señaló esta tarde en conferencia de prensa que "en principio" en la audiencia estarán los abogados que representan a Argentina en los tribunales de Estados Unidos, aunque advirtió que aún el Gobierno no estudió "de qué se trata la audiencia de mañana y a quiénes citó".

"Nosotros seguimos abiertos al diálogo, yo fui el primero que me senté con los fondos buitre y les expliqué nuestras razones, que ellos no aceptaron", sostuvo el titular del Palacio de Hacienda.

El llamado a audiencia de Griesa llegó momentos después de que el Bank of New York (BoNY) enviara hoy una carta a los bonistas reestructurados en la que advirtió que no abonará los fondos depositados por Argentina para el pago de intereses, ya que está a la espera de una decisión del tribunal sobre el tema.

"Los fondos son retenidos pendientes de cualquier orden judicial", aclaró el BoNY en dos páginas, agregando que "la naturaleza y el tiempo de cualquier decisión futura de la Corte sobre los fondos, son desconocidos aún".