Griesa no tomó ninguna decisión y ratificó a Pollack

El magistrado norteamericano encabezó este viernes una nueva audiencia en su juzgado, de la que participaron los abogados que representan al Estado argentino y a los fondos buitre, y funcionarios del Banco de Nueva York. Durante la reunión, el juez cuestionó duramente a la Argentina y recomendó encontrar "rápido" una solución para el reclamo de los fondos.
Viernes 1 de agosto de 2014

El juez de Nueva York Thomas Griesa no tomó hoy ninguna decisión sobre los fondos que la Argentina depositó en el Banco de Nueva York para abonarle a los bonistas del canje, y recordó que "las obligaciones" del país hacia los fondos buitre "siguen en pie".

Además, ratificó a Daniel Pollack como mediador en el conflicto judicial entre la Argentina y los fondos buitre, a pesar de que los abogados que representan al país le reclamaron que nombre a otro "special master" en reemplazo del actual, a quien no consideran imparcial.

El magistrado norteamericano encabezó este viernes una nueva audiencia en su juzgado, de la que participaron los abogados que representan al Estado argentino y a los fondos buitre, y funcionarios del Banco de Nueva York.

Pero el juez no hizo lugar a esa propuesta y defendió a Pollack: dijo que se habían logrado "progresos" en su tarea de mediador entre la Argentina y los fondos buitre, que mantienen una disputa judicial con el país por bonos en cesación de pagos.

Según cables de agencias internacionales de noticias, durante la audiencia Griesa cuestionó duramente a la Argentina y recomendó encontrar "rápido" una solución para el reclamo de los fondos, que lograron una sentencia judicial favorable.

"Cuento con que la República Argentina tome pasos para dejar de difundir información engañosa", se quejó el magistrado.

Además, sostuvo que "las obligaciones de la República Argentina siguen en pie. Lo que ocurrió esta semana no extingue o reduce las obligaciones de la República Argentina".

No obstante, reclamó a las partes "volver a trabajar" para encontrar una salida al largo pleito que enfrenta a la Argentina con los bonistas especuladores.

En el Banco de Nueva York, permanecen retenidos 539 millones de dólares que la Argentina transfirió a fines de junio último, para abonar un vencimiento de deuda a los bonistas reestructurados.

La de este viernes fue la primera audiencia tras la declaración de default de la Argentina.

Esta mañana, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, restó trascendencia a la audiencia que encabezó Griesa: dijo que "no podemos tener expectativas favorables porque (el juez) siempre tuvo una mirada parcial".