El Gobierno pedirá la remoción del mediador Pollack

Lo anunció el viceministro de economía argentino, Álvarez Agis. “Mas que mediador, Pollack se está poniendo la camiseta de los buitre porque no les está pidiendo nada, ni que bajen las condiciones”, sostuvo.
Domingo 3 de agosto de 2014

El secretario de Política Económica, Emmanuel Álvarez Agis, aseguró hoy que el gobierno insistirá en pedir la remoción del abogado Daniel Pollack como mediador en el litigio con holdouts porque "se está poniendo la camiseta de los buitres" y minimizó el cobro de seguros contra defaults al asegurar que no tiene "ningún efecto concreto sobre la economía". "Más que mediador, Pollack se está poniendo la camiseta de los buitres porque realmente no está tomando en cuenta la posición argentina, no está le pidiendo nada a cambio a los fondos buitres, ni que bajen algunas de las condiciones absolutamente inaceptables para Argentina", consideró.

Consultado sobre si el juez Thomas Griesa no desechó ya la posibilidad de remover a Pollack, el funcionario explicó: "Lo ha dicho de manera oral porque nuestros abogados lo han pedido en una audiencia de manera oral" pero "nosotros ahora vamos a hacer la presentación formal y veremos que contesta".

El funcionario también minimizó el cobro de seguros contra defaults al asegurar que no tiene "ningún efecto concreto sobre la economía".

"Este tipo de seguros de default que se disparan no tienen ningún efecto concreto sobre la economía argentina, porque ese es un mercado de apuesta, o sea Argentina no paga nada porque alguien declare que está en default selectivo, no selectivo, chiquitito, grande, esas son apuestas entre privados", afirmó.

En diálogo con radio Nacional Rock, consideró que la decisión de la Asociación Internacional de Seguros contra Default y Derivados (ISDA) de declarar el viernes a la Argentina en default, con lo que activó los pasos para abonar unos 1.000 millones de dólares, "es una situación un tanto insólita".

"Es como que la compañía aseguradora cobre seguro por el auto porque los fondos buitres están de los dos lados de la mesa, tienen seguros por default" pero "además integran el comité que vota para determinar si Argentina está o no en un default, con esos intereses cruzados es obvio para donde va a estar inclinada la votación", deploró.

Alvarez Agis ratificó que el gobierno sigue "trabajando para solucionar este conflicto" pero enfatizo que "la gente tiene que estar muy tranquila que en la vida cotidiana esto no tiene ningún efecto directo".

También desechó un impacto en la economía real al plantear que "gracias al modelo que se ha venido implementando desde 2003, Argentina ha estado desenganchada de los mercados financieros internacionales con lo cual su crecimiento no ha dependido de tomar crédito en el exterior".

A su vez, apuntó contra dirigentes opositores que abogan para que el país cumpla con el fallo de Griesa, y advirtió que eso "amenaza el futuro del país".

"Sorprende escuchar de algunos dirigentes que aspiran a conducir los destinos del país decir que lo único que hay que hacer es lo que dice Griesa", retrucó.

En relación a trascendidos sobre un acuerdo que impulsa la banca extranjera con los holdouts, ratificó: "Cualquier solución por parte de terceros que contribuya a aminorar el conflicto o darle una solución definitiva, estamos absolutamente a favor pero sin ningún tipo de participación nuestra" para no arriesgar que se dispare la cláusula Rufo.

Sobre la frustrada intención de la Asociación de Bancos Privados de la Argentina (ADEBA)de comprarle la deuda a los holdouts, comentó que "no hemos tenido comunicaciones formales" por de la entidad "respecto a una propuesta de ese tipo", aunque dijo que "duda" que esa oferta haya sido así.

"Leímos en los diarios los contenidos de esa propuesta. Realmente yo dudo que ADEBA hiciera una propuesta que consistía en pagar a los fondos buitres con los ahorros de los argentinos y quedarse con el vuelto, más que una propuesta era una avivada, o sea que no creo que esa propuesta tuviera ningún contenido de verdad. Me parece que son especulaciones que se hacen para mover en el corto plazo los precios de los bonos y hacer ganancias especulativas", concluyó.