“Pechito” Lopez y su paso arrollador por las Termas

El cordobés ganó las dos finales del Campeonato Mundial de Autos de Turismo. En el autódromo de Santiago del Estero, López consiguió estirar a 60 puntos su ventaja sobre el francés Muller en el campeonato.
Domingo 3 de agosto de 2014
El cordobés José María López (C-Elysée) tuvo un paso arrollador por el autódromo de Termas de Río Hondo, donde se adjudicó las dos finales que disputó el Campeonato Mundial de Autos de Turismo (WTCC) en el marco de la octava fecha de su calendario.

La segunda de esas victorias, incluso, la consiguió avanzando desde el décimo lugar inicial, tras imponerse de punta a punta y en forma categórica en la primera final, en la que largó en punta.

Fue un fin de semana soñado para "Pechito", quien sólo se bajó desde lo más alto del clasificador en el segundo entrenamiento y quien se marchó del trazado santiagueño con una nada despreciable diferencia de 60 puntos con respecto a su escolta en el campeonato, el francés Yvan Muller, con cuatro fechas por delante.

Con una largada perfecta en la primera final, el cordobés defendió con firmeza la pole conseguida el sábado con casi medio segundo de diferencia con respecto a Muller, último campeón de la divisional.

Luego, transitó sin mayores inconvenientes las 13 vueltas de competencia para sumar su sexto éxito de la temporada, escoltado por el húngaro Norbert Michelisz (Honda) y Muller.

De acuerdo al sistema de inversión de grilla que implementa la categoría, López debía largar décimo en la segunda final y desde el inicio mismo de la prueba demostró que iba a ir en busca nuevamente del primer escalón del podio.

En solo media competencia, López dio cuenta de Muller, Loeb, Michelisz, Hugo Valente, Tom Chilton, Tiago Monteiro y Gabriel Tarquini, y quedó a la cola del Lada de Robert Huff, quien comandó el pelotón de partida.

"Pechito" venía muy rápido y le bastaron solo dos vueltas para superar al británico y encaminarse hacia su séptimo triunfo del campeonato, secundado por el propio Huff y, nuevamente, Muller.

De esta manera, López cerró de manera perfecta el octavo compromiso anual de WTCC, subiéndose dos veces a lo más alto del podio y dándole una gran alegría a la gran cantidad de público que se acercó al trazado santiagueño para alentarlo.

En ese circuito, en 2013, el cordobés había conseguido su primer triunfo en la divisional, como piloto invitado y con una unidad BMW.

En esta oportunidad arrasó con todo lo que tuvo a su paso, y acrecentó su ilusión de quedarse con el título de WTCC en su primera temporada completa en la categoría.

Por lo pronto, López transitará con tranquilidad el prolongado receso que sufrirá la divisional hasta la novena fecha del calendario, que se disputará el 4 y 5 de agosto en Beijing, China.