Holdouts italianos reclaman cobrar u$s2.800 millones

Unos 50.000 italianos que no ingresaron al canje de deuda reclaman que la Argentina les pague esa cifra.
Lunes 4 de agosto de 2014
Un grupo de bonistas italianos que rechazaron las ofertas para ingresar a los canjes de deuda abiertos por el Gobierno en 2005 y 2010 reclaman un total de u$s2.800 millones.

Encabezados por el abogado Nicola Stock, hace ocho años unos 50.000 tenedores de bonos presentaron una demanda contra el país para cobrar la totalidad de lo adeudado. Recién hace poco más de un mes y medio, ese grupo logró que le asignaran como jurisdicción el Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi). Se trata del tribunal y foro de arbitraje del Banco Mundial encargado de resolver pleitos y conflictos.

Aunque los fallos de la Justicia norteamericana no sientan jurisprudencia para este tribunal, estiman que tomaría una decisión similar. Eso implicaría para el país una nueva deuda por u$s2.800 millones.

"No hay duda de que el tribunal del Ciadi condenará a la Argentina porque el reclamo que hacen los propietarios de los títulos públicos en default es una cuestión muy básica del derecho que muy difícilmente se pueda rechazar", anticipó Tullio Zembo, asesor legal de los bonistas europeos que sí ingresaron al canje.

Hace poco, Stock publicó una columna en el diario Financial Times y anticipó que "el fallo final se anunciará pronto". "Los bonistas italianos ya han demostrado en el Banco Mundial cómo la Argentina ha violado las leyes internacionales con un manejo inadmisible de su deuda soberana", apuntó.