Argentina en tercer puesto entre países que más cayeron en “default”

Con la octava cesación de pagos que comenzara hace días, se suma al podio con México, Perú y Turquía. El ranking que nadie quiere encabezar lo lideran Ecuador y Venezuela con diez veces cada uno.
Lunes 4 de agosto de 2014
Un estudio publicado por el semanario The Economist indica que desde el inicio del siglo XIX el país incurrió ocho veces en cesación de pagos. La mitad de los casos tuvo lugar en los últimos cinco lustros. Lideran Venezuela y Ecuador con 10 casos

A partir de la década de 1950 y hasta la actualidad, según la ONU, ha habido más de 600 casos de reestructuraciones en unos 95 países. De ellas, más de 180 fueron compromisos con acreedores privados mientras que el resto -la mayoría- fueron con entidades internacionales de crédito como el Club de París.

A pesar de lo que se pueda pensar en un primer momento, expertos en economía sostienen que, Argentina no es el país que más veces ha incumplido sus deudas. Si se considera el default como una crisis de deuda externa, el peor deudor de la historia ha sido un país europeo, con 15 crisis relacionadas con compromisos financieros.

De este historial se desprende el ranking de países con más defaults desde el siglo XVI (o su independencia), elaborado a partir de datos compilados por Kenneth Rogoff y Carmen Reinhart, de la Universidad de Harvard, y otros investigadores como el economista Miguel Ángel Boggiano, de la Universidad de San Andrés en Buenos Aires.

La suspensión de pagos de Argentina de 2001, de unos US$95.000 millones, es considerada por economistas como Jill Hedges como el default soberano más grande de la historia.

El ranking elaborado por los economistas Carmen Reinhart y Kennetth Rogoff y datos de la agencia calificadora de riesgo soberano Moody's ubica en el segundo puesto con mayor cantidad de repeticiones de escenarios de cesación de pagos en las últimas dos centurias a Uruguay, Costa Rica, Brasil y Chile.

Mientras que el grupo con ocho casos se amplió con la inclusión de la Argentina desde el 31 de julio, cuando el gobierno nacional no logró que los fondos depositados en la cuenta del fiduciario en el Banco Central de la República Argentina llegaran a manos de los bonistas que debían cobrar un vencimiento del bono Discount con jurisdicción Nueva York, tras la advertencia del juez Thomas Griesa de que podría embargar esos fondos. Completan el cuadro Turquía, México y Perú.