Piden que el hijo de Bárbara Durand no vuelva a manejar

Florencio Randazzo, ministro del Interior y Transporte subrayó que “es un pésimo mensaje para la sociedad que alguien que provocó la muerte de tres personas al conducir alcoholizado, pueda seguir manejando como consecuencia de un acuerdo judicial”.
Martes 5 de agosto de 2014
El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, solicitó a la provincia de Buenos Aires que mantenga inhabilitado al joven que condujo alcoholizado y mató a tres personas. “Es un pésimo mensaje para la sociedad que alguien que provocó la muerte de tres personas al conducir alcoholizado, pueda seguir manejando como consecuencia de un acuerdo judicial”, sostuvo.

El hijo de la modelo Bárbara Duránd estaba imputado por haber provocado, en estado de ebriedad, un accidente en la autopista Panamericana en el que murieron tres obreros y ahora quedó archivada luego de que las partes llegaran a un arreglo en una mediación penal. Fuentes judiciales informaron que con este acuerdo, el imputado, Gianfranco Dolce (20), no podrá ser juzgado ni condenado por la Justicia penal bonaerense.

Los voceros explicaron que el arreglo es secreto y confidencial y que las partes arribaron a él aplicando la Ley 13.433 bonaerense, de Resolución Alternativa de Conflictos Penales, que contempla este tipo de alternativa para delitos cuyas penas no superen los seis años de cárcel, como este caso, en el que el homicidio culposo tiene un máximo de cinco. Según las fuentes, el fiscal de Talar de Pacheco a cargo de la causa, Diego Molina Pico, no tuvo otra alternativa que archivar el expediente ni bien le comunicaron el arreglo.

En ese sentido, Randazzo pidió “a la Provincia de Buenos Aires que mantenga la inhabilitación del joven Dolce para conducir vehículos de cualquier tipo, porque más allá del beneficio que le otorgó el acuerdo judicial, el Estado tiene la obligación de bregar por el cuidado de la vida y el respeto a las Leyes”.