Griesa dijo que es “ilegal” efectuar pagos en Argentina

Miércoles 6 de agosto de 2014
El juez norteamericano Thomas Griesa ordenó hoy al Bank of New York Mellon (BONY) mantener el embargo sobre pagos a tenedores de deuda de títulos reestructurados y le advirtió que será "ilegal" cualquier giro a los bonistas del depósito realizado por la Argentina.

El juez ratificó la advertencia sobre los 539 millones de dólares que la Argentina depositó en el BONY para pagar a los bonistas, un día después de que el gobierno argentino anticipó que intimará a la entidad bancaria a realizar los pagos.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, confirmó que el Estado intimará al Banco de Nueva York a efectuar esos pagos.

Griesa emitió una orden que mantiene el congelamiento sobre el depósito que realizó el país para pagar los intereses del bonos discount bajo jurisdicción norteamericana.

La semana pasada el magistrado había autorizado el pago de los intereses de los bonos discount, por única vez, pero a los tenedores bajo legislación argentina en poder de bonistas europeos y japoneses.

La decisión de Griesa sostiene que "el BNY (Bank of New York) debe retener fondos en sus cuentas del BCRA y quedar pendiente de futuras órdenes de la Corte, y no debe hacer ni permitir ninguna transferencia de fondos a menos que lo ordene la Corte".

El juez mantiene así su decisión de bloquear cualquier pago de deuda (bajo legislación extranjera) reestructurada hasta que la Argentina alcance un acuerdo con los holdouts.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, viene denunciando que el juez Griesa "hace lo que le dicen los representantes de los fondos buitre".

La Argentina también reclamó cambiar al mediador Daniel Pollack, designado por el juez de Nueva York, al que acusa de trabajar en línea con los fondos buitre.