Griesa convocó a Argentina y fondos buitre a audiencia

Lo decidió luego de que el país publicara este jueves solicitadas en los diarios estadounidenses The New York Times y The Wall Street Journal, con fuertes críticas a la actuación del magistrado.
Jueves 7 de agosto de 2014
El juez de Nueva York Thomas Griesa convocó a una nueva audiencia a representantes legales de la Argentina y de los fondos buitre para considerar los "cuestionamientos" públicos del país a decisiones adoptadas por su juzgado.

Griesa lo decidió luego de que la Argentina publicara este jueves solicitadas en los diarios The New York Times y The Wall Street Journal, con fuertes críticas a la actuación del magistrado.

A la reunión prevista para las 15:00 (16:00 hora argentina), no concurrirán funcionarios argentinos, y solamente representarán al país los abogados que tienen representación legal de Argentina ante el tribunal.

La audiencia se hará luego de que la Argentina presentara una demanda contra Estados Unidos ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En la presentación ante ese tribunal internacional, el país consideró que las decisiones de los tribunales estadounidenses con relación a la demanda de los fondos buitre violan su "soberanía".

La solicitada que el gobierno hizo publicar en dos de los diarios financieros más influyentes de Nueva York sostiene que las afirmaciones de la corte de Griesa sobre un supuesto incumplimiento de la Argentina son "incorrectas e inapropiadas por la falsedad de las mismas".

El texto de la solicitada, que también se publicó en diarios de esta capital, sostiene que el magistrado "no tiene jurisdicción" sobre los bonistas que tienen bonos reestructurados.

El aviso oficial cuestionó el embargo dispuesto por el juez de fondos depositados en el Banco de Nueva York, para pagar a los bonistas y critica la labor del mediador en el litigio, Daniel Pollack, quien fue designado y ratificado por Griesa.

Fuentes del juzgado de Griesa revelaron extraoficialmente que la audiencia se citó para analizar las solicitadas y las nuevas declaraciones de funcionarios argentinos, de fuerte cuestionamiento a la actuación del juez, según agencias internacionales de noticias.

El miércoles, el juez Griesa ratificó el embargo de los 539 millones de dólares que Argentina depositó en el Banco de New York para pagar a tenedores de bonos de la deuda reestructurada.

La Argentina intimó al Banco de Nueva York y al Citibank Argentina a desconocer el embargo y efectuar los pagos a los bonistas -en el caso del Citi recién debe hacerlo en los próximos meses- y en un aviso legal sugirió a los tenedores de bonos "cuestionar judicialmente" las decisiones del juez y los bancos, además de buscar la posibilidad de modificar el lugar de pago.

El país busca cambiar, mediante una aceptación de los bonistas, la jurisdicción de los pagos, para evitar el embargo dispuesto por el magistrado.