¿Cómo es que los Callejeros están libres y yo no?

El gerenciador del boliche Cromañón calificó de "totalmente injusto" que él continúe en prisión mientras algunos integrantes del grupo y ex funcionarios recuperaron su libertad por decisión judicial tras revisar las sentencias.
Viernes 8 de agosto de 2014
El gerenciador del boliche Cromañón, Omar Chabán, calificó hoy de "totalmente injusto" que él continúe preso mientras algunos integrantes del grupo Callejeros y ex funcionarios recuperaron su libertad a raíz de la decisión judicial de revisar las sentencias por la tragedia ocurrida en 2004, cuando murieron 194 personas.

"Primero me dicen que soy un asesino global, me dan 4.500 años, después voy a la cárcel. Yo soy el único que está en la cárcel, dos años y medio", remarcó.

Chabán, quien padece un cáncer, agregó: "Es totalmente injusto. ¿Cómo puede ser que ellos estén libres y yo no?".

De esta manera, el empresario se refirió a la acordada de de Corte Suprema de Justicia que ordenó revisar la condena por el siniestro del 30 de diciembre de 2004 y determinó que la Cámara Federal de Casación Penal designe una nueva sala para que proceda a la revisión de la sentencia por la que los imputados cumplían prisión efectiva.

A raíz de esta situación, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 24 de la Capital dispuso el miércoles la excarcelación de diez de los catorce condenados, entre ellos ex integrantes de Callejeros, su líder Patricio Fontanet, un ex colaborador de Chabán y ex funcionarios porteños. Durante una entrevista, Chabán relató que cumple arresto domiciliario y puntualizó: "No puedo salir de acá".

"No quiero volver a la cárcel, por el tema de la cárcel tengo un cáncer muy mal. Estoy mal", añadió Chabán.

La medida judicial, que causó indignación entre los familiares de víctimas de la tragedia, se fundamentó en el criterio de "doble conforme", una jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que plantea que toda persona tiene la garantía de inocencia hasta que no existan dos sentencias condenatorias firmes.

Los beneficiados con la excarcelación habían sido absueltos durante el juicio oral y luego de una apelación condenados a prisión efectiva por la Sala III de Casación Penal.

El incendio en el boliche Cromañón, situado en el barrio porteño de Once, se produjo cuando se lanzó una bengala durante un recital de Callejeros el 30 de diciembre de 2004.
El siniestro provocó una de las mayores tragedias no naturales en la Argentina, y dejó un saldo de 194 muertos y al menos 1432 heridos.