EE.UU. rechazó pedido de Argentina en corte de La Haya

El Gobierno había presentado ante ese organismo la apertura de un procedimiento contra Estados Unidos por "violaciones a la soberanía y a la inmunidad" por lo actuado por la justicia de ese país respecto a la disputa por la reestructuración de la deuda soberana argentina.
Viernes 8 de agosto de 2014

El gobierno de Estados Unidos rechaza la denuncia presentada por la Argentina en su contra ante la Corte Internacional de Justicia por "violación de soberanía" e insistirá en su pedido de que el país solucione el litigio con los fondos buitres.

.

La República Argentina había presentado ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya la apertura de un procedimiento contra Estados Unidos por "violaciones
a la soberanía y a la inmunidad" por lo actuado por la justicia de ese país respecto a la disputa por la reestructuración de la deuda soberana argentina.

"La República Argentina completó hoy en el Registro de la Corte Internacional de Justicia de La Haya un documento, con fecha 7 de agosto 2014, titulado Aplicación para instituir procedimiento contra los Estados Unidos de América, con respecto a la disputa concerniente a la decisión judicial de EEUU relativa a la reestructuración de la deuda soberana argentina", dice un comunicado divulgado hoy por la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En ese mismo documento se informa que "la República Argentina sostiene que Estados Unidos de América ha cometido violaciones a la soberanía argentina y a la inmunidad y otras violaciones relacionadas, como resultado de las decisiones judiciales adoptadas por los tribunales concernientes a la reestructuración de la deuda pública argentina".

Según se precisó, "la República Argentina busca fundar la jurisdicción de la Corte sobre la base del artículo 38, párrafo 5, de las reglas de la Corte".

Bajo ese artículo "cuando el Estado solicitante propone fundar la jurisdicción de la Corte sobre un consentimiento", es necesario que el Estado contra el que se inició el trámite dé su consentimiento respecto a la jurisdicción de La Haya, por lo que resta que la Corte transmita a Estados Unidos la acción iniciada por Argentina.