Ébola: OMS decreta emergencia de salud pública mundial

La Organización Mundial de la Salud instó a la comunidad internacional a movilizarse contra la epidemia de ébola en el oeste de África. Considera de forma unánime que se dan las condiciones para declarar "una emergencia de salud pública de alcance mundial". La epidemia dejó desde principios de año al menos 931 muertos entre los más de 1.700 presuntos casos detectados.
Sábado 9 de agosto de 2014
La Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó este viernes una emergencia de salud pública de "alcance mundial" e instó a la comunidad internacional a movilizarse contra la epidemia de ébola en el oeste de África.

El comité de urgencia de la OMS, que se reunió el miércoles y el jueves en Ginebra, "considera de forma unánime que se dan las condiciones" para declarar "una emergencia de salud pública de alcance mundial", declaró la directora general de la organización, Margaret Chan.

Ante una situación que se agrava, "una respuesta internacional coordinada es esencial para frenar y hacer retroceder la propagación internacional del ébola", agregó el comité.

La epidemia de ébola, que ha dejado desde principios de año al menos 931 muertos entre los más de 1.700 presuntos casos detectados, es la "más importante y la más severa" en cuatro décadas, subrayó Chan.

La OMS no decretó sin embargo la cuarentena en los países afectados -Guinea, Liberia, Sierra Leona y en menor medida Nigeria- para no agravar su situación económica, pero pidió importantes medidas de control en sus puntos de salida.

Este dispositivo de emergencia es el tercero de la OMS después del decretado en 2009 por la epidemia de gripe aviar en Asia, y el pasado mes de mayo por el desarrollo de la poliomielitis en Oriente Medio.

La directora estimó que los países del oeste de África afectados por la epidemia "no pueden hacerle frente por sí mismos" e instó a "la comunidad internacional a aportar el apoyo necesario".

Aunque el comité excluyó imponer restricciones sobre los viajes o el comercio internacional, indicó que los "Estados deben prepararse para detectar y tratar los casos de enfermos" y "facilitar la evacuación de sus ciudadanos, en particular el personal médico, expuestos al ébola".

Tras este anuncio, la Unión Europea calificó de riesgo "muy débil" la propagación del ébola en el continente europeo y subrayó que en el caso, "poco probable", de que el virus alcance el continente europeo, están "preparados para hacerle frente".

Por su parte, el Departamento de Estado norteamericano recomendó el jueves a los estadounidenses aplazar cualquier viaje "no esencial" a Liberia por el ébola.