40 bombardeos de Israel en Gaza y más muertos

Sábado 9 de agosto de 2014
Aviones israelíes llevaron a cabo este sábado unos 40 bombardeos en Gaza, donde murieron cinco palestinos, y los militantes gazatíes lanzaron 14 cohetes hacia Israel, en momentos en que las perspectivas de las negociaciones en El Cairo eran inciertas.

Tres mezquitas del diminuto enclave palestino -situadas en Zeitún, Jabaliya y Nuseirat- fueron destruidas, según el ministerio del Interior palestino y el ejército. Israel sospechaba que al menos dos de ellas estaban vinculadas con el movimiento islamista Hamas.

Tres cuerpos fueron recuperados de entre los escombros de la mezquita de Al Qasam, en Nuseirat, de la que sólo quedó un minarete en pie, constató la AFP.

Otros dos palestinos murieron en un bombardeo israelí "contra una motocicleta" en el campo de refugiados de Al Maghazi, según el portavoz de los servicios de emergencia, Ashraf al Qudra.

Catorce cohetes fueron lanzados desde el enclave hacia Israel el sábado, sin dejar víctimas, indicó el ejército israelí, precisando haber llevado a cabo 40 ataques aéreos en Gaza.

Desde su inicio, el 8 de julio, el conflicto ha dejado al menos 1.898 palestinos muertos, la mayoría civiles, y 67 fallecidos en el bando israelí, casi todos soldados.

Según la ONU, entre las víctimas palestinas hay 447 niños. Los combates no se reanudaron con la misma intensidad tras la tregua de tres días, alimentando la esperanza de un nuevo alto el fuego, pero no se logró el viernes renovar la tregua de tres días que expiró por la mañana.


Negociaciones en El Cairo

Hamas advirtió el sábado que no hará "ninguna concesión" a Israel. "No habrá marcha atrás. La resistencia continuará con todas sus fuerzas. La intransigencia del ocupante (israelí) no le aportará nada y no haremos ninguna concesión sobre las exigencias de nuestro pueblo", afirmó en un comunicado Fawzi Barhum, un portavoz del movimiento islamista en Gaza.

Por su parte, una fuente palestina cercana a los negociadores de El Cairo, afirmó a la AFP que los egipcios se habían "puesto de acuerdo con los palestinos sobre una nueva versión de un (proyecto de) acuerdo" que habrá de presentarse en la noche del sábado a los israelíes.

"Esperamos que las partes acordarán una extensión del alto el fuego en las próximas horas", había indicado previamente la portavoz del departamento de Estado de Estados Unidos, Marie Harf.

Pero Israel advirtió de que no negociará bajo las bombas, y el primer ministro, Benjamin Netanyahu, ordenó responder a los disparos de cohetes con "contundencia".

Los palestinos reclaman, entre otras reivindicaciones, que se levante el bloqueo israelí impuesto en 2006 a la Franja de Gaza, que asfixia la economía local y mantiene en la pobreza a los 1,8 millones de gazatíes. También piden la liberación de 125 prisioneros encarcelados en Israel.

Pese a retirar todas las tropas de la Franja tras el inicio de la tregua el martes, Israel mantiene sus fuerzas a lo largo de la frontera, preparadas para reaccionar ante cualquier eventualidad.

En la Cisjordania ocupada, tropas israelíes mataron a dos palestinos durante violentos enfrentamientos, según los servicios de emergencia palestinos.

En el sur de Israel, el ejército prohibió las congregaciones de más de 500 personas en un radio de 40 kilómetros desde la frontera con la Franja.

El grupo israelí Paz Ahora organizó para este sábado por la noche una manifestación en Tel Aviv contra la guerra.