El kirchnerismo se movilizó contra los fondos buitre

Bajo la consigna "En el día de la reconquista de Argentina, Patria o Buitres", apoyaron el liderazgo nacional de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Martes 12 de agosto de 2014

Militantes y dirigentes de distintas agrupaciones kirchneristas colmaron esta tarde el estadio Luna Park, para respaldar al Gobierno en su lucha contra los fondos buitre que litigan contra la Argentina en los tribunales de los Estados Unidos.

Bajo la consigna "En el día de la reconquista de Argentina, Patria o Buitres", miles de militantes con banderas y bombos se manifestaron no sólo sobre el conflicto legal con los holdouts, sino también en apoyo al liderazgo nacional de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El discurso de cierre estuvo a cargo del diputado nacional por el Frente para la Victoria (FpV) Andrés "Cuervo" Larroque, quien apuntó contra quienes "ceden ante los intereses foráneos", en alusión al comportamiento de algunos medios de comunicación frente al litigio con los "buitres".

"Este acto se llama `Patria o Buitres`, pero también podría haberse llamado `Patria o Clarín`", dijo Larroque al hablar ante un colmado estadio Luna Park en el que resonaron los cánticos en apoyo al gobierno nacional.

El legislador dijo además que algunos medios de comunicación "no quieren que los pueblos tengan conciencia, porque de la conciencia surgen las convicciones".

Tras señalar que "de las convicciones surge la organización" que respalda a los proyectos políticos y que da los debates de fondo, Larroque cuestionó a los sectores de la política que solo piensan en 2015 "desde lo electoral" porque, consideró, "el desafío es cultural porque el cambio en la Argentina es cultural".

"No negamos lo electoral, pero la política se ha ensanchado", remarcó tras asegurar que "el desafío es cultural" porque "esa es la profundidad (política) de este tiempo".

Fue en ese contexto que el secretario General de La Cámpora resaltó la importancia de la militancia y cuestionó a quienes por creerse dirigentes "se alejan de los militantes".

Uno de los dirigentes que participó del acto fue el referente de MILES, Luis D`Elía, quien, en diálogo con la prensa, sostuvo que el principal objetivo de la jornada fue "defender los intereses del pueblo".

"Nosotros nos hemos convocado para decirle a la Presidenta que estamos orgullosos de cómo está conduciendo esta discusión, porque estamos seguros de que hay que defender los intereses del pueblo argentino", resaltó.

Y agregó: "Venimos también a decir que no entendemos cómo algunos argentinos quieren que se nos dispare la cláusula Rufo para hipotecar el futuro de nuestros hijos. Por eso es un día de mucha dignidad, de mucha soberanía y mucho amor a la patria".

Otro de los oradores del acto fue el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, quien sostuvo que en la postura del gobierno nacional ante los fondos buitre, lo que "está en juego es la continuidad de un proyecto popular y democrático".

"En esta pelea contra los fondos especulativos está algo más que ganarle una elección a un sector, acá estamos defendiendo un proyecto político, democrático y popular, que es el que encabeza la presidenta (Cristina Fernández de Kirchner)", señaló Mariotto ante la militancia que llenó el estadio de Corrientes y Bouchard.

El dirigente del FPV aseguró que "tanto Néstor (Kirchner) como Cristina pagan una deuda que no generaron, y eso es algo que siempre hicieron los gobiernos populares".

Por su parte, la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, al hablar en el acto resaltó que Cristina llamó a los jóvenes a "que no abandonen la lucha porque vale la pena, porque tenemos una Presidenta que debemos acompañar, ella tiene que ser quien nos dirija, venga quien venga como presidente".

La dirigenta por los Derechos Humanos sostuvo que quienes acompañaron a la dictadura "son los mismos que ahora nos dicen que hay que pagar" a los holdouts que litigan contra la Argentina en los tribunales de Nueva York.

El acto comenzó a las 18, pero desde al menos una hora antes los militantes fueron colmando el estadio porteño, con banderas y cánticos que acompañaron con el sonar de bombos.

El lugar central en el escenario lo ocuparon Larroque, D`Elía, Mariotto, Bonafini y los dirigentes Eduardo Sigal (Frente Grande), Oscar González (Socialismo para la Victoria) y Carlos Raimundi (Solidaridad e Igualdad), acompañados por funcionarios públicos y dirigentes de otros espacios.

El estadio se pobló de cientos de militantes de organizaciones como MILES, Forja, La Cámpora, Proyecto Nacional, Socialistas para la Victoria, Corriente Transversal, Unidos y Organizados, Kolina, entre otras, como así también de la Asociación Madres de Plaza de Mayo.