Justin Bieber no va a la cárcel pero hará un curso por la ira

Jueves 14 de agosto de 2014
Justin Bieber evitó ir a la cárcel tras ser acusado por exceso de velocidad y por conducir alcoholizado, aunque deberá cumplir con 12 horas de un curso para el manejo de la ira.

Los abogados del cantante canadiense y la Fiscalía llegaron a un acuerdo, por el cual Bieber se declaró culpable de los cargos de manejo temerario y resistencia al arresto, en lugar de la acusación original de conducción bajo el efecto del alcohol.

En el marco de ese entendimiento legal, se resolvió que el astro pop adolescente recibirá clases privadas de manejo de la ira.

Además, deberá ver videos en los que se muestran víctimas que quedaron heridas en accidentes provocados por conductores alcoholizados, consignó la agencia de noticias DPA.

Por otra parte, el cantante millonario se comprometió a donar 50 mil dólares a una institución de caridad.

La estrella pop fue detenida el 23 de enero pasado en Miami por conducir a alta velocidad un automóvil Lamborghini, y los análisis revelaron que había alcohol y marihuana en su sangre.