Suspenden análisis de ADN al supuesto hijo de Marita Verón

Pese a que su madre no biológica y Susana Trimarco están de acuerdo, la defensora oficial dijo que podrían "vulnerarse los derechos del niño".
Jueves 14 de agosto de 2014
La Sala A de la Cámara Federal de Apelaciones de la provincia de Córdoba suspendió el análisis de ADN que se iba a realizar a un chico del que se sospecha podría ser hijo de María de los Ángeles Verón.

En el fallo que firmaron este jueves los jueces Ignacio María Vélez Funes y José Vicente Muscará, se señaló que el Juzgado Federal Nº 2, a cargo de Alejandro Sánchez Freytes, denegó de manera incorrecta un recurso que el miércoles último presentó la defensora oficial María Mercedes Crespi, quien se opuso a que se realice la prueba de ADN al entender que podrían "vulnerarse los derechos del niño".

Según publicó el portal del diario La Voz del Interior, el Juzgado Federal Nº 2 había indicado que la apelación de la defensora Crespi no era suspensiva, pero ahora la Cámara de Apelaciones indicó que el martes próximo deben juntarse las partes para resolver si este recurso suspende el peritaje o no.

En el fallo se indicó además que no podía continuarse con el análisis de ADN hasta que no estuviera clarificado qué carácter tiene la apelación, ya que en caso de que luego se le diera lugar, en la práctica habría sido abstracto ya que el examen estaría listo.

Tanto el fiscal federal Gustavo Vidal Lascano, como el Juzgado Federal a cargo de la causa, la madre no biológica del niño y Susana Trimarco se mostraron conformes con que se realizara la prueba y la única que se negó fue la defensora oficial.

El chico habría llegado hace dos años a una pequeña localidad del departamento cordobés de Santa María junto a su madre, su abuela y otros tres niños.

La madre había dicho que el menor era su hijo biológico, pero luego reconoció que era adoptado y las dudas se acrecentaron cuando se supo que la mujer estuvo casada con Fernando "Chenga" Gómez, uno de los condenados por el secuestro y explotación sexual de "Marita", que permanece desaparecida desde abril de 2012.

La mujer había admitido la semana pasada que al chico se lo entregó Irma Medina, la explotadora de los prostíbulos en los que sospecha que estuvo cautiva "Marita", cuando el bebé tenía 3 meses.

El abogado de Trimarco, José D Antona, comentó que la familia sabía de la posibilidad que la joven haya tenido un hijo y que por eso se espera que la justicia avance y pueda determinar la identidad del menor.