Extienden las suspensiones en la fábrica Volkswagen

Unos 750 operarios fueron suspendidos desde hoy en planta que exporta a Brasil. Se abonará el 75% de los salarios de esa jornada. La compañía está paralizada para "aprovechar" el feriado del lunes. Mientras que Iveco y Lear retoman el trabajo la próxima semana.
Viernes 15 de agosto de 2014
Volkswagen sigue con su plan de suspensiones hasta fines de mes. Este viernes ya fue afectada la mitad de los trabajadores de la fábrica cordobesa MQ200, que produce cajas de velocidad para Brasil.

Desde la firma aseguraron a la prensa cordobesa que "la medida fue dispuesta por la caída de la demanda del vecino país y aprovechando el fin de semana largo".

Unos 750 de los 1800 trabajadores de la planta camino a San Carlos fueron suspendidos.

La medida fue dispuesta por la caída de la demanda del vecino país y aprovechando el fin de semana largo, indicó el gerente de Recursos Humanos, Mauricio Businello. Señaló que la planta MQ250 que produce para Europa y México trabaja normalmente.

Volkswagen ya había paralizado su actividad parcialmente la última semana de julio.

Como ya está acordado con el Smata se abonará el 75 por ciento de los salarios caídos. Aunque fuentes sindicales dijeron que la empresa tiene previsto suspensiones para el viernes 5 de septiembre, el lunes ocho, el viernes 19 y el lunes 22, el vocero de la empresa aseguró que no está definida la producción para el mes próximo.

Otra de las automotrices que operará a medias en esta joranada es Fiat. Allí estará paralizada la línea de ensamble de automóviles en la usina de barrio Ferreyra, con lo cual sus trabajadores estarán suspendidos, mientras que el sector que sí trabajará con normalidad es el de mecanizado.

LEAR E IVECO

Por su parte, la planta de General Pacheco de la autopartista Lear retomará la actividad el próximo martes, tras dos semanas en que cerró sus puertas como forma de descomprimir un conflicto gremial que ya lleva dos meses por el despido de un grupo de trabajadores.

El anuncio fue hecho por el director general de la empresa, Antonio Marín, quien apuntó contra los empleados y activistas de izquierda que en las últimas semanas acamparon en la sede de la fábrica y en varias oportunidades cortaron la colectora de la Panamericana, a la altura de Tigre, en contra de los despidos.

En diálogo radial, dijo que "nos han asegurado garantías para volver a ingresar, si no hay, no se puede trabajar. No vamos a exponer a nuestra gente a que vuelva a sufrir violencia. Esperemos volver a trabajar el martes".

Iveco, mientras tanto, volverá a la producción este lunes. Después de varios días con personal suspendido, la planta reiniciará la producción de camiones.

Desde Smata Córdoba se anunció que "van a producir 19 camiones por día, y trabajará de manera rotativa el 50 por ciento de la plantilla de operarios".

Por el lado de Renault, es la única automotriz que produce a niveles normales en su planta de Santa Isabel.