Palestinos esperan negociación para una paz duradera

Sábado 16 de agosto de 2014
Israelíes y palestinos preparan este sábado unas delicadas negociaciones de las que dependerá el mantenimiento, a partir del lunes, de la tregua observada en la Franja de Gaza después de un mes de guerra.

En víspera de las conversaciones que habrán de reanudarse el domingo en El Cairo, según los palestinos, el devastado territorio vivía su sexto día consecutivo de tregua, sólo interrumpida durante poco tiempo por ataques israelíes y disparos de cohetes desde Gaza hacia Israel en la noche del miércoles.

Los negociadores de ambas partes intentarán ahora ponerse de acuerdo para lograr un alto el fuego duradero. Miembros de la delegación palestina consideraban posible llegar a un acuerdo que impida que prosiga el baño de sangre, tras la muerte de cerca de 2.000 palestinos, en su mayoría civiles, y 70 israelíes, en su amplia mayoría militares.

El jefe de la delegación palestina, Azam al Ahmad, miembro del Fatah del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, afirmó el sábado que se habían realizado progresos en las negociaciones y que se podía esperar una tregua duradera y no sólo una prórroga de algunos días del alto el fuego.

"Tenemos muchas esperanzas de que se llegue a un acuerdo en breve, antes del final de la tregua, y quizás también rápidamente a un alto el fuego permanente", declaró Ahmad a la AFP.

"Podemos llegar a un acuerdo si la parte israelí acepta todas las exigencias de la delegación palestina unificada, en particular el cese de toda agresión contra nuestro pueblo, de la guerra contra Gaza y el levantamiento total del sitio" (bloqueo) de Gaza, declaró por su parte a la AFP un portavoz del movimiento islamista Hamas.

Los israelíes se han mostrado muy discretos respecto al desarrollo de estas negociaciones.

Las conversaciones habrán de reanudarse el domingo en El Cairo, indicaron los palestinos. Israel se niega a hablar directamente con los "terroristas" de Hamas, pero el movimiento islamista forma parte de la delegación, al igual que la Yihad Islámica y el Fatah. Por ende, los egipcios hacen de intermediarios entre los delegados de ambas partes, que se encuentran en dos salas distintas.

Las negociaciones han permitido acordar un primer alto el fuego a partir del lunes, el cual se prorrogó el jueves por cinco días.