EE.UU: despliegan a la Guardia Nacional por la violencia

El estado de Misuri es sacudido desde hace días por disturbios relacionados con la muerte de un joven negro a manos de un policía.
Lunes 18 de agosto de 2014
El gobernador de Misuri, Jay Nixon, ordenó este lunes el despliegue de la Guardia Nacional para ayudar a la policía a restablecer el orden en Ferguson (centro), sacudido desde hace días por disturbios relacionados con la muerte de un joven negro a manos de un agente.

Las protestas y la violencia no han cesado en Ferguson desde que el 9 de agosto un policía blanco mató a tiros a Michael Brown, un joven negro de 18 años inerme en ese momento.

El domingo por la noche, después de una jornada de protestas pacíficas, la policía usó gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a manifestantes que habían empezado a saquear negocios en la periferia de Saint Louis.

"Ante estos actos violentos deliberados, coordinados y cada vez más enérgicos contra personas y bienes en Ferguson, ordeno (…) que la Guardia Nacional de Misuri" ayude a la policía "a restaurar la paz y el orden en la comunidad", anunció Nixon.

La orden permite recurrir a la Guardia Nacional en la medida en que la policía local "lo estime necesario".

Además, la escuela local informó que se suspendían las clases en Ferguson este lunes "debido a la violencia continua en algunas zonas y en el interés de la seguridad de los estudiantes y de las familias". Según el gobernador, las protestas pacíficas del domingo se vieron "manchadas por actos de violencia criminal, obra de un grupo organizado y creciente de individuos, muchos de ellos procedentes de fuera de la comunidad y del estado" de Misuri.

Entre los actos delictivos que comenzaron unas tres horas antes del toque de queda instaurado a partir de la medianoche, Nixon dio parte de disparos contra la policía, contra un civil, cócteles molotov, pillaje, una tentativa coordinada de bloquear carreteras y daños en al menos cuatro establecimientos.

Según Ronald Johnson, nuevo jefe del cuerpo policial de Ferguson, estos actos fueron fruto de una "agresión preparada". El funcionario afroamericano dijo en conferencia de prensa que al menos dos manifestantes fueron heridos de bala, pero no informó cuántos arrestos se practicaron.

"Estábamos manifestando pacíficamente (...) cuando empezaron a lanzar gas lacrimógeno de la nada. Sé lo que es el gas lacrimógeno, me ardía la cara", dijo la exsoldado del ejército estadounidense Lisa Williams.