Francisco ofreció viajar a Irak para detener la masacre

El papa Francisco afirmó que es "justo" detener a los agresores en Irak, pero "no bombardear", al contestar sobre los bombardeos del ejercito de los Estados Unidos en el norte de este país durante una rueda de prensa a bordo del avión en el que regresaba de su viaje a Corea.
Lunes 18 de agosto de 2014
"Cuando hay una agresión injusta es lícito detener al agresor injusto, pero no bombardear, no hacer una guerra. Los medios deben ser evaluados", explicó Francisco, al llegar a Roma tras su gira de cinco días por Corea del Sur, publica la agencia EFE.

El pontífice argentino, que envió como emisario al norte de Irak al cardenal Fernando Filoni, indicó que "una sola Nación no puede juzgar cómo se detiene una agresión".

“Después de la II Guerra Mundial esto es un deber de Naciones Unidas", señaló el Papa, para recordar cómo "tantas veces, con la excusa de detener a los agresores, las potencias se han apropiado de los pueblos y han realizado verdaderas guerras de conquista".

Francisco desveló a los periodistas que viajaban con él en el vuelo de regreso desde Corea que había pensado en ir a Kurdistán para dar su apoyo directamente a las poblaciones cristianas y otras comunidades asediadas por los extremistas islámicos.

Pero añadió que le desaconsejaron acudir al Kurdistán iraquí, ya que no "era lo mejor en estos momentos", y por ello decidió mandar al cardenal Filoni. No obstante, aseguró que él estaría dispuesto a viajar a esa zona para dar su apoyo a los que sufren.

"Hay cristianos mártires, pero también hombres y mujeres que sufren y no sólo los cristianos, y todos somos iguales ante Dios", destacó.