Berni justificó la deportación: "Hay una ley clara que prevé la expulsión"

El secretario de Seguridad insistió con la idea de devolver a su país de origen a los extranjeros que cometan delitos.
Miércoles 20 de agosto de 2014
El secretario de Seguridad, Sergio Berni, justificó hoy su pedido de que sean deportados los ladrones extranjeros, al destacar que en la Argentina hay "una ley clara que prevé la expulsión" de estas personas que delinquen, por lo cual insistió en la necesidad de abrir un debate para que esta norma "alguna vez funcione".

Aclaró, sin embargo, que "nadie atribuye el problema de la delincuencia a la extranjería, ya que los problemas complejos de los delitos es la sumatoria de muchas situaciones".

El funcionario ratificó su postura luego de la polémica generada cuando ayer, tras un asalto y tiroteo en un supermercado del barrio porteño de Balvanera, protagonizado por cinco delincuentes chilenos, Berni pidió la deportación y reclamó a los legisladores un cambio en las normas vigentes para evitar "caer en saco roto".

"Tenemos una ley, es clara, apliquémosla y si no podemos aplicarla, juntémoslos todas las veces que tengamos que hacerlo los responsables tienen que participar en esta toma de decisiones, para que esta ley alguna vez funcione", remarcó Berni.

En diálogo con radio Continental, el jefe operativo de las fuerzas de seguridad federales insistió: "En la Argentina hay una ley que prevé la expulsión de los extranjeros cuando delinquen".

"El problema es que la ley dice que se debe expulsar cuando se cumple el 50 por ciento de su condena. ¿El problema es el extranjero? No. ¿El problema es la ley? No. El problema es que el 95 por ciento de todos los delincuentes que nosotros detenemos en la calle nunca llegan a un juicio, y cuando no tienen un juicio no tienen una sentencia, cuando no hay sentencia no hay una condena y sin condena no se puede aplicar la ley", subrayó.

Berni aseveró: "Tenemos un problema que lo podemos solucionar, la ley prevé las herramientas para solucionarlo, pero básicamente es imposible su cumplimiento".

"Hay que generar las herramientas para darle una mayor dinámica a la ley", reiteró Berni.

Luego puntualizó: "Somos todos conscientes que no es la solución definitiva de nada, pero alguna vez en la Argentina tenemos que empezar a desatar los nudos y comprender que los problemas complejos requieren de soluciones simples".