Capitanich minimizó el paro de Moyano y Barrionuevo

En su habitual contacto con los medios, el jefe de Gabinete se refirió al cese de actividades que preparan las dos centrales gremiales que se oponen al Gobierno Nacional. Remarcó que no representan a la masa de trabajadores y que son funcionales a la crisis con los buitres. Este viernes se confirmará qué día será la medida de fuerza.
Jueves 21 de agosto de 2014
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, minimizó hoy el paro de las CGT de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo previsto para el jueves próximo en reclamo de la modificación del Impuesto a las Ganancias en los salarios, al considerar que esas centrales obreras "no representan a la mayoría ni de los trabajadores ni tampoco de los gremios".

"Nosotros vamos a tener hoy una reunión con el ministro (de Trabajo) Carlos Tomada y el ministro (de Economía) Axel Kicillof con la CGT de Antonio Caló, la CGT reconocida existente; por lo tanto, las manifestaciones de parte del movimiento obrero organizado que encabezan otros dirigentes no representan a la mayoría ni de los trabajadores ni tampoco de los gremios", dijo Capitanich.

El ministro coordinador, en su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, apuntó además contra Moyano y Barrionuevo al sostener que "muchos dirigentes sindicales actúan en consonancia" con los holdouts.

"Existe una conexión y vínculos entre los buitres de adentro y afuera", concluyó Capitanich.
Moyano y Barrionuevo consensuaron ayer la fecha de la nueva medida de fuerza durante un almuerzo que mantuvieron en privado con referentes de poderosos gremios del transporte que, formalmente, integran la CGT de Caló.

El día de la huelga será oficializado hoy durante un plenario conjunto de las centrales que encabezan el camionero y el gastronómico en la CGT de la calle Azopardo 802, de la Capital Federal, con inicio programado para las 10.