A tres años de la muerte de Candela, su madre lamenta que ya "la olvidaron”

"Me quedé sola. Ya nadie me atiende y todos se olvidaron de la aberración que cometieron. Se hizo todo mal y el nuevo fiscal no pudo hacer mucho porque la prueba ya se había perdido", dijo Carola Labrador.
Jueves 21 de agosto de 2014
Al cumplirse tres años de la desaparición y muerte de Candela Sol Rodríguez, Carola Labrador, la madre de la menor, dijo que la investigación "fue un desastre",lamentó que ya "a nadie le interesa el caso de su hija" y sostuvo que lo "usaron para hacer política".

"Me quedé sola. Ya nadie me atiende y todos se olvidaron de la aberración que cometieron con Cande. Se hizo todo mal y el nuevo fiscal no pudo hacer mucho porque la prueba ya se había perdido", dijo a NA la madre de la nena que desapareció el 22 de agosto de 2011 de la esquina de su casa, en Villa Tesei y fue encontrada nueve días después en un descampado.

Carola dice estar cada vez más convencida de que a su hija se la llevaron para explotarla sexualmente y que la Justicia no pudo comprobar nada ni llegar al móvil del crimen.

"Más pasa el tiempo más creo que a mi hija se la llevaron porque querían meterla en una red de trata, porque Cande aparentaba más edad", señaló la mujer.

Y agregó: "La verdad es una sola y es que todo salió mal y a Candela la dejaron matar y ahora pasó el tiempo la prueba seperdió y mucho no se puede hacer".

La causa fue elevada a juicio en enero pasado por el fiscal de Morón, Mario Ferrario, aunque aún no hay fecha de inicio del debate.

Los imputados por el crimen de la menor son Hugo Bermúdez, Leonardo Jara, Gabriel Gómez, Ramón Altamirano y Gladyz Cabrera, quienes están considerados "coautores del delito de privación ilegítima de la libertad seguida de muerte".

Tanto Bermúdez como Jara están detenidos desde el año pasado y el resto llegará al juicio en libertad.

En 2012 la Justicia había liberado por "falta de pruebas" a Hugo Bermúdez y a Leonardo Jara, pero unos meses después fueron nuevamente detenidos, ya que los investigadores establecieron que el primero sería el autor material del crimen por las pruebas de ADN que se analizaron, y que el segundo habría sido quien hizo la llamada extorsiva a la familia de la niña cuando ésta aún estaba desaparecida.

"Nadie comprobó nada y el fiscal no tiene el móvil. Porque lo que decían de que era un vuelto por un hecho en el que participó Alfredo -padre de Candela- no lo pudieron probar. Ellos no se conocen. Ni Bermúdez conoce a Alfredo ni él a Bermúdez", señaló Labrador, quien agregó: "Alfredo pagó lo que hizo y ahora está enfermo porque le agarró un principio de ACV".

Para la mujer, los detenidos "son los últimos orejones del tarro" y dijo que "todavía falta mucha gente porque está metida lapolicía, la política y toda la mafia de Morón".

"Todo salió mal, el fiscal Tavolaro sigue en sus funciones y nadie lo sanciona. Gabriel Mariotto usó la muerte de mi hija parala política. Todos ellos se portaron muy mal conmigo y cuando no me necesitaron no me llamaron nunca más", dijo enojada la mujer.

Y añadió: "Cada día que pasa tengo más indignación y bronca, porque en noviembre Candela cumpliría 15 años y en lugar de estar preparándole la fiesta tengo que ir a llevarle fotos al cementerio".

Candela fue capturada a metros de su casa, permaneció secuestrada durante 9 días y su cuerpo fue hallado en la localidadde Villa Tesei, partido de Hurlingham, cerca del Acceso Oeste.

"No sé por qué fue Candela, creo porque estaba justo en esa esquina ese maldito 22 de agosto y pasó la camioneta y la levantó,podía haber sido otra nena, pero por otro lado ella ya era un ángel y no era para este mundo, fue una elegida de Dios", afirmó.