Tras fuertes lluvias y caída de granizo, cesó el alerta para la Ciudad y conurbano

Al menos cuatro veces en siete horas cayó granizo de tamaño pequeño sobre Capital y alrededores, en medio chaparrones fuertes que redujeron la visibilidad en calles, avenidas y autopistas.
Domingo 24 de agosto de 2014

Las lluvias y el granizo que cayeron esta mañana en la ciudad y gran parte de la provincia de Buenos Aires obligaron a suspender algunas actividades al aire libre en distintos distritos, mientras las autoridades pidieron extremar la precaución en la circulación de automóviles.

En tanto, el Servicio Meteorológico Nacional levantó el alerta por tormentas fuertes que regía para la ciudad de Buenos Aires y las localdiades de La Plata, General Rodríguez y Baradero.

Si bien el domingo amaneció nublado y con un descenso de temperaturas que ubicó a los termómetros en torno a los 16 grados, las lluvias comenzaron a precipitarse después de las 10 con gran intensidad por momentos.

El frío que siguió a los chaparrones se convirtió en granizo en las localidades de Pilar, Quilmes, Escobar, Martínez y Avellaneda, tras lo cual el fenómeno se repitió en la ciudad de Buenos Aires aunque con escasa intensidad.

En ese marco, la agencia nacional de Seguridad Vial aconsejó a los conductores de vehículos mantener la calma y evitar usar el freno, además de disminuir la velocidad lentamente.

Asimismo, pidió circular con mayor distancia entre vehículos y evitar adelantamientos, mientras en caso de necesitar detenerse, hacerlo lejos de la calzada y solo en zonas permitidas.

A su vez, el municipio de Berisso informó que suspendía las actividades previstas para festejar el Día del Niño en el Parque Cívico.

Los puesteros de las ferias instaladas en plazas de la ciudad también levantaron sus ventas, mientras ante los alertas otras muestras itinerantes directamente no armaron sus mesas de oferta como indicaron algunos cuentapropistas de San Telmo y San Nicolás.