El paro de este jueves costó más de mil millones a la economía argentina

Son datos brindados por el ex titular de la Secretaría de Finanzas, Daniel Marx. Según los analistas las pérdidas se pueden estimar entre 1100 y 1700 millones de pesos.
Viernes 29 de agosto de 2014
"Teniendo en cuenta que hay alrededor de doscientos días hábiles, esto da una pérdida del 0,5 por ciento del PBI anual, y si se compara con un país como la Argentina -que está tratando de crecer al uno por ciento- no es una pérdida menor", explicó Daniel Marx exfuncionario del Ministerio de Economía.

Todos los economistas consultados por un matutino porteño coinciden en que, desde el punto de vista estadístico, la única forma de medir las pérdidas económicas es tomar el PBI nacional, dividirlo por la cantidad de días del año (o de días hábiles)y luego multiplicarlo por 1,5, es decir, un día y medio de paro.

Aunque de esta manera se puede obtener una foto no del todo exacta de las pérdidas, sirve para dar una dimensión de las consecuencias económicas de la medida de fuerza.

El PBI de la Argentina suma 286 mil millones de pesos;si se lo divide por 365 y se lo multiplica por 1,5 resulta 1175 millones de pesos de pérdida.

Si, en cambio, se consideran los días hábiles, que son 254 al año, las pérdidas suman 1688 millones de pesos.

"Es la única cuenta que se puede hacer", dijo Abel Viglione, economista en jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).

"Pero es una sobrestimación ya que no cesó por completo toda la generación de riqueza", opinó Viglione, y agregó:"Por ejemplo, los depósitos en los bancos igual rindieron interés, así como, aunque menor, igual hubo consumo de servicios públicos".

El economista señaló que con seguridad, los sectores que se vieron más afectados fueron los salarios (ya que muchos trabajadores perdieron el plus por presentismo) y las ganancias de los comercios.

Por su parte, el economista y actual diputado cavallista Jorge Baldrich coincidió con la estimación que hace el Gobierno en las pérdidas por 1500 millones de pesos. "Teóricamente esa es la cuenta que hay que hacer, pero no hay que perder de vista otra dimensión del asunto:el incremento del malestar para el sector empresario que propicia este paro", dijo.

Baldrich señaló que "la violencia no es solo física sino también los rumores que hay alrededor de un medida de fuerza de estas características. Cuando uno combina la crisis con las dudas económicas, se genera una pérdida aún mayor. En este caso, ante el anuncio de reforma previsional, las centrales obreras responden con violencia. No hay que ceder ante el amedrentamiento".