"Moyano debería preocuparse porque el paro no tuvo ningún impacto"

El jefe de Gabinete, consideró que el secretario general de la CGT opositora, Hugo Moyano, "debería preocuparse" porque el paro del sindicalismo opositor "no tuvo ningún impacto" y ejemplificó que en Santiago del Estero, adonde él viajó ayer, "fue inexistente".
Viernes 29 de agosto de 2014
Además, remarcó que la mayoría de los empleados "no" adhirió a la huelga porque "saben que este es el gobierno que más defiende a los trabajadores", y sentenció que "no fue ni un paro general ni un paro nacional" y que el sistema productivo "funcionó normalmente".
Capitanich, por otra parte, aseguró que "el impacto del paro de camioneros fue inexistente" en Santiago del Estero, donde estuvo en la jornada de ayer, y evaluó que una de las razones fue que los choferes "no le hacen caso a Hugo Moyano".

"Los trabajadores no paran por una razón muy sencilla: porque saben que este es el gobierno que más defiende a los trabajadores", enfatizó Capitanich en su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, en donde mencionó "la recuperación del sistema previsional, la eliminación de los intereses que iban a las AFJP, y la promoción de 6,3 millones de puestos de trabajo".

El ministro coordinador sentenció que "no fue ni un paro general ni un paro nacional, y el sistema productivo funcionó normalmente en la Argentina" en la jornada de ayer, en la que las centrales conducidas por el camionero Hugo Moyano y el gastronómico Luis Barrionuevo convocaron a la medida de fuerza.

Al respecto, insistió en que "el 75 por ciento de los gremios no participó de la medida de fuerza, y ese es un dato objetivo de la realidad", al citar los gremios que no adhirieron, entre los que figuró la Unión Tranviarios Automotor (UTA), por lo cual hubo colectivos para trasladar a los trabajadores.

Sobre Santiago del Estero, aseguró que "la cantidad de camiones (en las rutas de esa provincia) era impresionante" y planteó que ello ocurrió "porque no le hacen caso a Hugo Moyano, quien debería preocuparse, o porque el paro no tuvo ningún impacto" y señaló que en ese distrito norteño "los bares y restaurantes estaban todos funcionando normalmente".

A su vez, el jefe de ministros advirtió que "llama la atención que los opositores o los que tienen que defender los intereses gremiales, en vez de cuestionar las prácticas monopólicas siempre terminan criticando al Gobierno".

Reiteró, sobre el paro, que "obviamente se trata de una intención política y no de la defensa de los trabajadores, porque estos tienen claro que la defensa de sus intereses, la tiene el Gobierno".

"Muchos que aconsejan o recomiendan como gobernar, son los que nunca gobernaron, y cuando gobernaron lo hicieron pésimamente mal", pregonó Capitanich, quien criticó "esto de pretender decirle a una presidenta de la Nación cómo tiene que gobernar".
"La mejor manera es presentarse a elecciones, a ver si lo hacen mejor", desafió el funcionario.