Vacunarán a niños contra el sarampión, rubéola, poliomielitis

El Ministerio de Salud de la Nación prevée vacunas a 3 millones de niños, quienes recibirán una dosis extra para quedar inmunizados. Será del 1 de septiembre al 31 de octubre.
Viernes 29 de agosto de 2014
La campaña se desarrollará entre el 1 de septiembre y el 31 de octubre en todos los vacunatorios públicos del país, y será gratuita y obligatoria.

Se trata de una dosis extra de la vacuna doble viral y una dosis extra de Sabín para aplicar a los niños de 1 a 4 años, independientemente de si recibieron las vacunas con anterioridad, explicó la responsable del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, Carla Vizzotti, durante el lanzamiento de la campaña.

La presentación fue realizada en una conferencia de prensa en la sede porteña de la cartera sanitaria a la que también asistieron el representante en Argentina de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Pier Paolo Balladelli; Ángela Gentile, de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP); Eduardo López, de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica (SADIP); además de Silvia González Ayala y Pablo Bonvehí. de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

Balladelli aprovechó el encuentro para poner de relieve, en nombre la OPS, "el éxito de Argentina en el campo de las vacunas", y destacó el hecho de que el año próximo el país "contará con un programa único en el mundo de 19 vacunas gratuitas".
"Argentina es un Estado vigilante en materia de salud porque es un Estado fundado en el derecho, en el derecho de la población a la salud", dijo el representante internacional.
En tanto, el viceministro Jaime Lazovski afirmó que la situación argentina en el plano de la vacunación "refleja la presencia permanente de un Estado atento de lo que le pasa a la población y tomando todas las medidas que se necesitan".

"En el resto del mundo estas enfermedades (sarampión, rubéola y poliomielitis) no han sido eliminadas como en Argentina y esto hace que extrememos las medidas para proteger a la población y evitar que los casos que ocurren -importados o de viajeros argentinos que van a esos territorios y vuelven con la enfermedad- no se diseminen", señaló.

La campaña, que incluirá a 3 millones de niños, pretende "sostener la eliminación de esas enfermedades porque en el país no hay sarampión desde el año 2000, no hay síndrome de rubéola congénita desde el 2009 y no hay poliomielitis desde 1984", explicó Vizzotti.

Sin embargo, "son enfermedades que están presentes y generan preocupación en otros países y regiones, y por esa razón necesitamos realizar esta campaña", dijo la especialista a Télam.

"Tenemos el apoyo de las provincias y de la Nación para que todo vaya bien", apuntó y agregó que se trata de una iniciativa que tendrá un impacto importante ya que la vacuna estará disponible en los 8.600 centros de salud públicos del país.

Con la aplicación de la dosis extra, se busca revertir la acumulación en el tiempo de personas susceptibles a contraer estas enfermedades, ya sea porque hay niños que nunca fueron vacunados o porque aquellos que fueron vacunados no tuvieron una respuesta inmune adecuada frente a la vacuna.

"Es por eso que para reducir al mínimo los susceptibles y evitar un brote de la enfermedad en presencia de casos importados se recurre a una dosis extra", afirmaron los especialistas, quienes remarcaron que "aunque tengan el calendario de vacunación al día, todos los chicos de 1 a 4 años inclusive deben recibir de manera simultánea una dosis extra de doble viral y una dosis extra de Sabín".