Por caso argentino, cambian reglas para reestructurar deuda

La Asociación Internacional de Mercados de Capitales dispuso que en las reestructuraciones de deuda soberanas futuras haya cambios en sus reglas, para evitar que una minoría de acreedores bloquee los acuerdos, lo que ocurre en el caso que enfrenta a la Argentina con los holdouts.
Viernes 29 de agosto de 2014
A través de un comunicado que consignó en su sitio en Internet, la ICMA señaló que los nuevos términos para "las cláusulas de acción colectiva y la cláusula pari passu" determinarán, en lo sucesivo, que "los cambios aceptados por una mayoría de tenedores de bonos vinculen legalmente a todos".

"La interpretación dada a la cláusula pari passu en el caso contra Argentina ha causado una incertidumbre considerable para futuras reestructuraciones de deuda soberana.

En el comunicado, la entidad consignó declaraciones de su asesor general, el abogado Leland Goss, que afirmó: "Los riesgos potencialmente adversos a nivel mundial del cese de pagos y la restructuración de la deuda argentina demuestran la importancia de disponer de términos contractuales claros y sin ambigüedades en los bonos soberanos".

Las nuevas reglas "ofrecen una solución práctica al problema de las minorías de bloqueo", aseguró la ICMA.

La entidad nuclea a más de 450 bancos e inversores en 52 países, con sede central en Suiza y representaciones en Londres, París y Hong Kong, entre otros centros financieros.

En el caso argentino, el 92,4 por ciento de los acreedores aceptó canjes de deuda operados en 2005 y 2010, mientras que el resto rechazó la operatoria, entre ellos los fondos NML y Aurelius, que litigan ante el juzgado de Thomas Griesa en Nueva York.