El pago soberano de la deuda buscará media sanción

El oficialismo buscará el próximo miércoles en el Senado dar media sanción al proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo que propone el Pago Soberano local de la deuda, que recibió dictamen favorable la semana pasada en un plenario de comisiones.
Lunes 1 de septiembre de 2014
Los legisladores del oficialismo planean aprobar la iniciativa en una sesión en la que además se tratarán otras tres iniciativas de índole económico, como son la reforma de la ley de abastecimiento, la creación de un fuero judicial para atender reclamos de consumidores y de un observatorio de precios.

El bloque del Frente para la Victoria (FPV) que encabeza el senador rionegrino Miguel Pichetto, asegura contar con los votos necesarios para aprobar la norma sobre la deuda y girarla luego para su tratamiento a la Cámara de Diputados de la Nación.

El proyecto recibió dictamen favorable el último miércoles en un plenario de comisiones al que asistieron Kicillof, Zannini, y la Procuradora del Tesoro, Angelina Abbona.

Los tres funcionarios pusieron énfasis en la necesidad de que la iniciativa sea apoyada por la oposición, cuyos miembros (representados por los bloques de la UCR el peronismo disidente, UNEN y el PRO) adelantaron no obstante su negativa a dar respaldo a las nuevas medidas.

En la audiencia, tanto Kicillof como Zannini objetaron la falta de compromiso de la oposición en el apoyo a la medida y consideraron que si Argentina acataba el fallo del juez neoyorquino Thomas Griesa -que ordenaba pagarle a los fondos buitres- "volvería automáticamente al 2001" en alusión a la crisis que atravesó el país en aquella época.

La cuestión de la deuda será el primer tema que tratarán el miércoles próximo los senadores, en una sesión que sería presidida por el vicepresidente Amado Boudou y que cuyo comienzo está previsto para el mediodía y que se extenderá hasta pasada la madrugada.

El proyecto anunciado en cadena nacional por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hace diez días propone declarar de interés público la reestructuración de la deuda llevada adelante en 2005 y 2010 y determina el pago soberano local, que "comprenda al cien por ciento de los Tenedores de Títulos Públicos de la República Argentina, en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables", según sostiene el texto.

En el plenario del miércoles ante las comisiones de Presupuesto y Hacienda, Relaciones Exteriores y Economía e Inversión, el ministro Kicillof advirtió que el Congreso debía "tomar posición" sobre la propuesta presentada para el pago local de la deuda porque, de lo contrario, dijo, se convertiría "en una escribanía del juez Griesa".

La respuesta de la oposición, sintetizada por el senador del radicalismo Gerardo Morales, fue de cerrada negativa a dar apoyo, con el argumento de que "no hacía falta una ley" para las nuevas disposiciones que planteaba establecer el Gobierno.

Al término de la audiencia, Kicillof declaró que se retiraba "bastante decepcionado con la oposición" porque pensó que iría a escuchar mayores propuestas pero que sólo encontró "confusión".

"Hay que buscar un canal de pago que sea eficiente", dijo Kicillof el viernes en conferencia de prensa y se quejó de que "hubo casos en los que la oposición propuso pagar lo que (el juez Thomas) Griesa diga".