Desnudos: Apple admite hackeo "puntual" de iCloud

La seguridad del sistema se vio en jaque tras la filtración de numerosas imágenes privadas de Jeniffer Lawrence, Rihanna y otras.
Jueves 4 de septiembre de 2014
Apple admite un hackeo "puntual" de iCloud tras la filtración de fotos de actrices y cantantes desnudas como las actricfes Jeniffer Lawrence o Mary Elizabeth Winstead o cantantes como Rihanna.

Aunque se barajó la posible existencia de una brecha de seguridad en iCloud, los técnicos de Apple negaron tal error: “Nos tomamos muy en serio la vida privada de nuestros usuarios e investigamos activamente”.

Además, aseguraron que no fueron víctimas de un ataque masivo ya que los hackers “entraron a sus nombres de usuario, contraseñas y preguntas de seguridad, una práctica muy común en Internet”, según se afirmó en un comunicado.

Este caso desató la desconfianza de los internautas sobre la seguridad de los sistemas de almacenamiento de información en la “nube” que, según el analista de la revista Forbes, Joseph Steinberg, es uno de los objetivos preferidos de los hackers.

Sin embargo, expertos en seguridad ajenos a Apple, mantienen que cabe la posibilidad de que los internautas encontraran una vulnerabilidad en el sistema a través de aplicaciones como, por ejemplo “Find my Phone”, la cual permite el rastreo y bloqueo a distancia de teléfonos móviles.

Las filtraciones de las fotografías de famosas desnudas en Internet generó críticas. La desconfianza por parte de los usuarios acerca de la seguridad de sus contenidos en iCloud puede suponer un riesgo para Apple, ya que el lanzamiento de su iPhone 6 el próximo 9 de septiembre, puede verse ensombrecido por el escándalo de la filtración de imágenes.

Muchas fueron las actrices afectadas por la filtración de sus imágenes privadas. Mientras que Ariana Grande o Victoria Justice negaron la veracidad de las fotografías, otras como Kirsten Dunst o Mary Elizabeth Winstead manifestaron su indignación en redes como Twitter, asegurando que las fotografías filtradas pertenecen a su ámbito personal y que en ningún modo debían haberse hecho públicas.

El caso más llamativo es el de Jeniffer Lawrence, que sufrió la filtración de un video, además de fotografías, en el que supuestamente, aparece la actriz. "Es una flagrante violación de la privacidad", dijo su su representante, Liz Mahoney. "Las autoridades han sido contactadas y perseguirán a cualquiera que publique las fotos robadas de Jennifer Lawrence”, agregó.

¿Quién es el autor de la filtración? Por el momento se desconoce si es uno o son varios. Sólo se sabe que el caso es muy similar al que ocurrió en 2012, cuando imágenes privadas de actrices como Scarlett Johanson, Christina Aguilera o Mila Kunis fueron colgadas en Internet. En este caso, el autor de la filtración, Christopher Chaney, fue condenado a 10 años de cárcel por una corte de Florida.