Oyarbide enfrentaría nuevas causas por venta de jugadores

El magistrado Norberto Oyarbide fue apartado recientemente de la causa que investiga la mafia de los medicamentos, y además denunciado ante el Consejo de la Magistratura. En los próximos días se abrirían nuevas causas que lo pueden complicar aún más, relacionadas al lavado de dinero en la venta de jugadores de fútbol.
Jueves 4 de septiembre de 2014
El polémico juez federal Norberto Oyarbide seguiría sumando causas que complican su situación. En los próximos días podría quedar implicado en una investigación relacionada con lavado de diner en la venta de jugadores en la que también estarían involucrados importantes dirigentes del fútbol.

En los últimos días, la Cámara Federal porteña lo apartó del tramo de la causa 1787/07 y sus conexas vinculada a lavado de activos y venta ilegal de medicamentos que todavía se investiga en su juzgado y dio vista a la Comisión de Disciplina del Consejo de la Magistratura a raíz de la conducta del magistrado.

La decisión fue de la sala II del tribunal de apelaciones al declarar la nulidad de losa sobreimientos dictados por el juez al ex funcionario Héctor Cappacioli y al ex legislador porteño Sebastían Gramajo, entre otros, por entender que ese tramo de la causa vinculado al financiamiento de campañas electorales debe ser investigado por otro juez.

Los camaristas Eduardo Frah, Martín Irurzun y Horacio Cattani consideraron que Oyarbide incumplió con el envío de ese tramo del expediente al juez federal Ariel Lijo, en quien se unificaron por orden de la presidencia del tribunal de apelaciones todas las causas relativas al financiamiento de la campaña electoral 2007.

Oyarbide sobreseyó por el delito de "lavado de activos" a Cappacioli, Gramajo y al director de Lotería Nacional Hernán Diez y al empresario Gabriel Brito, fallo que fue declarado nulo por la Cámara.

“No habrán de presumirse aquí las razones que pudieron llevar a repetir esa irregularidad. Pero sí habrá de observarse que, cualquiera sean esos motivos, un fallo dictado en semejantes condiciones torna aplicable la doctrina sentada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación para supuestos asimilables, según la cual la omisión de las formalidades sustanciales del fallo determinan su inexistencia”, sostuvieron los camaristas.

El 9 de abril de 2012 la presidencia de la Cámara Federal resolvió que la causa por el financiamiento electoral quedase a cargo de Lijo, al dirimir un conflicto de competencia con Oyarbide.

Después de esa fecha, Oyarbide resolvió en dos oportunidades sobre tramos de la causa de la que debía haberse desprendido, recordaron los camaristas.

Por ello resolvieron declarar "inexistente e ineficaz" su pronunciamiento del 25 de marzo pasado, donde sobreseyó a los imputados, disponer la "nulidad parcial" de esa resolución, apartar al juez y "poner en conocimiento" de la Comisión de Disciplina y Acusación de la Magistratura "la situación descripta".

Previo a los sobreseimientos, el juez había dictado el 18 de abril de 2013 la falta de mérito a todos, una decisión que también fue anulada por la Cámara, que le advirtió que era Lijo quien llevaba la causa relativa a supuesto "lavado de activos" para financiamiento electoral.

La Cámara apartó al juez y ordenó que sea sorteado un nuevo juez para la causa.