Un gendarme finge ser atropellado para detener a un manifestante

Viernes 5 de septiembre de 2014
El hecho ocurrió el 31 de julio y se hizo público por una imágenes tomadas desde lejos. Hoy se conocieron otras imágenes inéditas en las que no quedan dudas: el comandante de Gendarmería Juan Alberto López Torales, a cargo de un grupo de gendarmes, corre, se tira encima del auto de un manifestante en el conflicto por Lear, acusa al conductor de haberlo chocado y se lo llevan detenido de una manera brutal. El joven inocente, que en ningún momento se resiste, recibe pisotones, golpes en el cuerpo y es esposado.

El hecho ocurrió en medio del conflicto gremial por los despedidos en la autopartista Lear, en la que los manifestantes estaban protestando con una modalidad distinta: iban en autos, conducían de manera muy lenta y luego aceleraban antes de ser desalojados. Esa modalidad de protesta, que genera demoras en la Panamericana en plena hora pico, desnuda la incapacidad de Gendarmería para desactivar ese tipo de acciones.

Por el hecho, el conductor del vehículo fue detenido y el fiscal Diego Molina Pico lo imputó por lesiones y atentado a la autoridad.