"El tiempo es cerebro: cada minuto sin atención no ayudó a Cerati"

Conrado Estol, neurólogo especialista en enfermedades cerebrovasculares, habló con Ari Paluch.
Viernes 5 de septiembre de 2014
¿Se juntaron muchos factores que le dieron mucha ventaja a la enfermedad?

En el siglo XXI la tecnología ha avanzado muchísimo, se publican novedades sobre el tema todos los meses pero es muy difícil determinar cuando algo así va a suceder. El ACV tiene síntomas que pueden ser confusos y variados. Inestabilidad marcada, debilidad en un lado del cuerpo, pero lo complicado es que no hay especialistas en este tema. Puede no ser reconocido como un ACV, como dijo el neurólogo de Venezuela que atendió a Gustavo. Entró con ciertos síntomas que fueron variando pero si uno detecta que hay un ACV se debe hacer una tomografía computada y si no hay sangre en el cerebro, que en muy pocos casos se produce, hay que inyectar la droga PTA que sólo puede darse en las primeras cuatro horas. Cuanto antes se inyecta esta droga, hay mayores probabilidades de deshacer el coágulo. Estas cosas atentan con que la propia gente no detecta el problema.

¿Cuan importante fue todo el tiempo que se perdió hasta que Gustavo llegó a ser atendido por especialistas?

El tiempo es cerebro. Cada minuto es vital porque hay arterias que están tapadas y cada minuto que pasa hay neuronas que están muriendo. Todos esos factores hicieron que se complicara el cuadro. En la guardia de los hospitales deben actuar rápidamente y no empezar con los estudios cotidianos que podrían perjudicar aún más la situación. En Europa se llega al extremo que hace la tomografía computada en la ambulancia.

¿Qué conclusiones se han sacado con tantos ACV?

Hay once millones por año y muchos de ellos se mueren y otros quedan con secuelas. Es una enfermedad arterial que tapas las coronarias pero los factores de riesgo son los mismos. Son hacer una vida sedentaria, mala nutrición, fumar, colesterol elevado, hipertensión, diabetes y genética. Tener padres que hayan sufrido antes de los 60 años esta enfermedad.